Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

El 10º Tour de Cine Francés brinda funciones con presencia del elenco y directores

Ha llegado el momento para los jóvenes cineastas, las grandes máquinas norteamericanas están perdiendo aliento: Kim Chapiron

Blanca Ocampo

Metepec

Una muestra de cine francés anda de "tour" por décima ocasión en México. En su paso por Metepec, algunos de los actores y directores, venidos desde la ciudad de la Torre Eiffel, platicaron el pasado sábado con los espectadores, luego de la exhibición de 2 de las 8 películas que constituyen la programación, la cual concluirá hasta el próximo 5 de octubre en las salas de Cinépolis Galerías Metepec.

Una de ella fue la que lleva como título "Sheitan, cena con el diablo" (Sheitan) bajo la dirección de Kim Chapiron, quien junto a Christian Chapiron, su padre, trabajó por largo tiempo el guión que da cuerpo a la historia inscrita en el "género" del triller y que fuera muy bien recibida por la crítica en su país de origen.

Esta producción de Vincent Cassel y Éric Névé tiene como actores principales al propio Vincent Cassel, Olivier Barthelemy, Roxana Mesquida, Nico Le Phat Tan, Leila Bekhti, Ladj Ly y Marie Julie Parmentier.

La historia se desarrolla en una víspera de Navidad, cuando 3 amigos salen a un antro parisino y una chica los invita espontáneamente a la casa de campo de sus padres. Al día siguiente llegan al lugar y son recibidos por Joseph, el cuidador, un hombre bastante extraño que conforme pasa el tiempo comienza a comportarse de manera siniestra.

Luego de los 105 minutos que duró el filme, Kim Chapiron (director) y Roxane Mesquida (actriz) participaron en un diálogo con el público gracias a la ayuda de una traductora.

La mayoría de las preguntas estuvieron dirigidas al joven director de 26 años, quien comentó que Sheitan es su primer trabajo cinematográfico, luego de haberse dedicado al dibujo y después a la computación con aplicaciones en efectos especiales y montajes fílmicos.

Cuando IMPULSO le cuestionó sobre los principales obstáculos para la realización, Kim Chapiron mencionó el tiempo que le llevó la escritura del guión y conseguir el financiamiento, pues fueron 4 largos años de trabajo.

En cuanto a la selección del elenco, aclaró que se trata de amigos cercanos que creyeron en la propuesta y decidieron colaborar, incluso dijo que "la película se basa en hechos reales y los actores se comportan en la vida real igual que en la cinta".

No por nada, para Kim lo más importante son los protagonistas, quienes llevaron un taller intensivo por 6 meses para presentar un trabajo de actuación acorde con la apuesta de dirección, en este taller le dieron mayor peso a ejercicios de improvisación, esto con la finalidad, de acuerdo a Chapiron, de obtener "una actuación lo más fresca posible".

Cuando fue cuestionado acerca del mensaje que perseguía transmitir a través del largometraje, el cual muestra escenas conmovedoras por la violencia, Kim Chapiron dijo que "cada uno encuentra su respuesta" y aprovechó para aclarar que no intenta representar a Francia con su trabajo, sino a la contracultura, muy lejos de las grandes producciones evidentemente comerciales y no artísticas.

A propósito de esto y respecto al cine hollywodense, Kim declaró que "ha llegado el momento para los jóvenes cineastas, vamos a llegar a agotar las grandes máquinas norteamericanas que están perdiendo el aliento. Las posibilidades de difusión a partir de la internet cambiarán las cosas" y para rematar declaró "el cine francés no es sólo "Amélie".

También enfatizó que, de alguna manera, la cinta representa un rostro de Francia que normalmente no se muestra: "París sigue siendo la ciudad del mundo, donde conviven más de 177 comunidades distintas" y es que cada uno de los protagonistas provienen evidentemente de las más significativas variedades socioculturales del mundo y que, sin embargo, tienen en común la residencia.

Incluso el título original en francés, Sheitan, significa diablo en árabe, pues, entre bromas, dijo que ese lenguaje podía sonar mucho más peligroso.

Por su parte, la protagonista, quien ha participado ya en 10 filmes más, expresó estar contenta de participar en la muestra porque, además del sentido en cuanto a la difusión, ella reconoce tener orígenes españoles y una de sus metas es realizar, precisamente, una película en esta otra lengua romance que ya está aprendiendo.

Roxane Mesquida, quien se encuentra mayormente interesada en participar en películas no comerciales, sino de autor, adelantó que está trabajando en otra cinta que es resultado de una adaptación del libro titulado "Una vieja amante", cuya historia se desarrolla en 1835.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres