Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

“Acéfalo” el proyecto de la séptima generación de Artes

“Acéfalo” el proyecto de la séptima generación de Artes

A partir del 3 de octubre en el Museo "Leopoldo Flores" exhibirá una obra en común de la séptima generación de la Escuela de Artes

Por: Silvia Márquez / Toluca

Sin cabeza, el cabello, los cortes, la recolección, materia orgánica colectiva. Conceptos enlazados que son el pulso de "una pieza de todos, una pieza de nadie, una pieza de algunos".

La definición de Jesús Antonio Morales, estudiante de la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma del Estado de México, tiene que ver con el proyecto de despedida de la séptima generación de dicho organismo universitario.

Como se ha hecho desde hace seis años, el Museo Universitario "Leopoldo Flores" recibirá la muestra de egresados de la Licenciatura en Artes a partir del próximo 3 de octubre a las 18:30 horas.

Pero para este año no se ha preparado una exposición colectiva que presente obras de cada uno de los jóvenes. Más bien se exhibirá un proyecto en común, en el que "se aglutina una generación heterogénea", según Édgar Miranda, subdirector académico de la Escuela de Artes.

Dicho proyecto lleva por nombre "Acéfalo" y el concepto gira en torno a las ideas del escritor, antropólogo y filósofo francés Georges Bataille, quien considera que el acéfalo "es aquel que al dejar correr el flujo de sus sentidos en el abismo del instante pierde signo, pero que al regresar al sitio de los sueños, se desgarra, se corta la cabeza, mantiene su cabeza en la mano, actúa".

Esa "sensación de corte" fue explicada por Estefanía González, una de las involucradas en la pieza, quien piensa que "terminas la escuela, una Licenciatura en Artes, y dices ‘¿y ahora qué hago?, ¿me pongo a hacer bodegones o a vender separadores?’. Esto es una especie de nacimiento, una especie de corte, cortarnos la cabeza, cortarnos de la madre que es la escuela".

Esa ruptura, corte o separación que proponen no se queda en lo teórico, sino que "también está relacionado con el material, con la acción de cortar el cabello para cambiar. Lo que hicimos fue ir recolectando esa memoria de la gente que va a cortarse el cabello", explicó Florencia Alva.

Al final, cien módulos de cabello humano serán el juego teórico, que pretende volverse artístico. Más allá del fetichismo en estado puro, la pieza "no es una forma de representar (...) ahí está el fenómeno que presenta la materia tal y como es", dijo Jesús Antonio Morales.

La interpretación quedará sobre los hombros de cada visitante a la muestra (que estará reforzada por módulos interactivos para que el visitante se involucre con el "proceso creativo").

Las masas de cabello estarán a la vista con la difícil tarea a cuestas de tocar puntos sensibles, tanto en lo intelectual como en lo emotivo de cada persona que se acerque al "producto vivencial y personal".

Sin embargo, más allá de las teorizaciones del arte conceptual, los jóvenes se reconocieron a sí mismos como "un grupo que se caracteriza por individualista y apático", por lo que una vez que adquirieron el compromiso "se tenía que sacar" la exposición.

La pasión por el arte será la cuestión que se posará sobre la pieza. Quizás se resuelva el día de la inauguración; o tal vez, aún después, siga rondando en la mente de cada uno de los partícipes en el proyecto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres