Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Entre Ritmos de sangre y hiel, Calibre vuelve a sacudir el espacio sonoro, esta vez en La morada

Entre Ritmos de sangre y hiel, Calibre vuelve a sacudir el espacio sonoro, esta vez en La morada

La banda de música experimental expediciona la cadencia erótica de la música per se, blues, hoyos funkies, sonidos psicodélicos y las atmósferas chamánicas para invocar al amor y a la soledad, al caos y a la armonía

 

Blanca Ocampo / Metepec

 

La morada, foro cultural enclavado en la colonia Pilares, presentó el viernes pasado un cartel interesante, al contemplar algo de lo que se está haciendo actualmente en el terreno de la expresión musical y plástica, muy lejos de lo que otros lugares ofrecen en la ciudad típica del barro.

Por un lado, la exposición pictórica de Asdrúbal Max Morales, de quien pronto le ofreceremos a los lectores de IMPULSO una muestra. Y por otro lado, la propuesta experimental de Calibre en el ámbito del espacio sonoro.

Calibre es un grupo cuya historia comenzó a principios de 2003 sobre la base del blues, a partir del cual encontró la manera de generar patrones rítmicos y ambientes sonoros originales, siempre intrincados por la palabra poética de las letras –provocadoras y demenciales a un tiempo– que aluden a la búsqueda de un decir inalienable de frente a los días aciagos que corren ante nosotros.

El proyecto con el que Calibre sacudió al silencio la noche del viernes se titula ‘Ritmos de sangre y hiel’, constituido por rolas que proponen y rupturan no sólo a través de las armonías encontradas en el fondo de un bajo, en el pulso de una batería, en la queja de un acordeón y en la sublimación de la guitarra; sino también a través de la exploración de otros instrumentos como el palo de lluvia, los guajes, las ocarinas y demás percusiones, incluyendo al propio cuerpo como medio de creación rítmica y expresiva.

Los integrantes: Adria (acordeón El Vaciado, efectos vocales), Ank (5-Bajo Tierra), Bang (voz, letras, composición, guitarra Arrecife y efectos sonoros) y Dasscha (batería Erdhika y percusiones), es un grupo de expedicionarios en busca de la armonía cuyos perfiles confirman la poliédrica naturaleza de la banda.

Adria estudió la carrera de actuación en la Casa de Teatro, proyecto de formación artística a cargo de Luis de Tavira; Dasscha, además de incursionar en la actuación y en la música infantil, egresó de la licenciatura en Lengua Inglesa y está concentrada en su especialización en el baile y canto flamencos; Ank es egresado de la licenciatura en filosofía y estudió la técnica del contrabajo en la Escuela de Bellas Artes de Toluca, también es integrante de un grupo de blackmetal; y Bang egresado de la licenciatura en Letras Latinoamericanas y autodidacta de la filosofía y el pentagrama. Lo cual da un sello especial a Calibre, sin que se le pueda catalogar de manera estricta.

Así, las canciones fluyeron en La Morada ante un público en constante expectación, atento a reconocer, en la diferencia melódica, la identidad y el valor de la banda. Sin embargo, algunos de los asistentes ya conocían las rolas de Calibre, caracterizadas por la ironía y un aliento alargado como el humo de un cigarro, pues entre su repertorio cuentan con canciones de hasta de más de 7 minutos, parte también de lo que se propone estructurar Calibre al margen de lo común, pero sin dejar fuera lo cotidiano y constante del ser humano. He aquí una muestra de la poética letrística de Bang, fundador original del grupo y el concepto:

Bienvenidos sean al mundo:

¡Ruinas en un espectáculo sin esperanza!

¡Tuvimos poco tiempo para ser niños!

¡La verdad: Nunca es justa!

Cerquen sus palacios

O regresen a sus sueños

¡Fermentad mis ojos y mis venas

que habrá fiesta hoy en el salón!

El revólver está cargado

Y la ceremonia...

está por comenzar.

Sin duda, los 3 años que han pasado por Calibre, han dado pauta para un espectro musical fuera de cualquier género, al que valdría la pena poner mayor atención.

Ojalá el profesionalismo y la disciplina no dejen que esta banda se desintegre en medio del vacío y el anonimato, como sucede con muchos grupos que no alcanzan a estimar el valor de la creación original por encima del instinto y la inmediatez.

 

***

Si aún no tiene planes y quiere escuchar o ver algo de lo que se está haciendo por estos rumbos del planeta en términos de arte y cultura, aquí tiene los siguientes datos.

Espacio: La Morada (foro cultural)

Fecha: 8 de septiembre

Hora: 21:00

Dirección: Manuel Doblado # 16, Colonia Pilares, Metepec

Cartel: Pasión Escarlata y Corazón Caliente en la música. Asdrúbal

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres