Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Cultura mexiquense, un trabajo continuo

Cultura mexiquense, un trabajo continuo

El Centro Cultural Mexiquense de Oriente será el proyecto cultural más ambicioso en la administración de Peña Nieto 

Por: Silvia Márquez / Toluca 

Agustín Gasca Pliego reacomodó su lugar en la silla para seleccionar cuidadosamente las palabras: “el gobierno per se, no produce cultura; sólo la promueve, la preserva, la protege (…) por eso el Instituto Mexiquense de Cultura tiene más características de gestor y de promotor cultural que de creador de cultura”.

El director general del IMC, reconoce que hace falta apoyo, “en general a los creadores, para que puedan encontrar un vehículo”, aunque “el gobierno no debe ser paternalista”. Su papel, entonces, será el de promover, tomando en cuenta “la calidad del que escribe, del que baila, del que esculpe. Es lo que va dando la posibilidad de conocimiento a través del Instituto”.

El Instituto Mexiquense de Cultura, fundado hace veinte años, pretende ser una institución cultural “viva, en un proceso que nunca termina, como una Universidad, que crece, se desarrolla, se transforma”, dijo.

A la fecha, Gasca Pliego ubica las actividades como festivales o el programa editorial del IMC como los ámbitos destacables de la actividad del IMC.“Los festivales son actos masivos en donde se habla, pues sí, de la cultura, de la tradición, pero también tienen que ver con la posibilidad de que muchísima gente participe de ellos. “(…) El programa editorial del Instituto, que existe desde la época de Mario Colín cuando todavía no existía el Instituto, tenía ya una larga tradición con un programa editorial serio. Ese programa se ha venido puliendo (…) y puedo decir que es el responsable de cultura estatal más reconocido a nivel nacional por su programa editorial”.  

Descentralización de la cultura

El Estado de México cuenta con veintisiete museos dependientes del IMC. Trece de ellos se ubican en Toluca. Esto es sólo uno de muchos ejemplos, que muestran la centralización histórica de las actividades en las capitales del país.

Ante la pluralidad social que existe en el Estado de México, uno de los proyectos más ambiciosos de la actual administración es la construcción del Centro Cultural Mexiquense de Oriente. La idea es abrir las puertas en el 2010 de un Centro Cultural “similar al que tenemos aquí en Toluca (…) que pueda llevar al menos a 6.2 millones de personas que viven de Ecatepec y Neza hacia los 34 municipios del oriente del Estado, en donde tenemos registrados más de mil creadores”.

En medio del mosaico plural que vive la zona metropolitana, el objetivo principal de dicho centro es “fomentar la identidad estatal”. En esa parte del Estado, “es donde existe la oportunidad ahora, veinte años después, de generar un nuevo desarrollo”.

El proyecto contempla una sala de conciertos, un teatro (que no será un auditorio acondicionado), una biblioteca especializada en educación media y media superior, cafetería, librería y tres espacios en un total de 7 mil 500 metros cuadrados, en donde se piensa crear un nuevo museo, “por ejemplo el Museo del Estado de México”.

Además habrá espacios para exposiciones temporales, “con la finalidad de que todos los artistas de la zona puedan exponer sus trabajo y puedan realmente trascender, sin quitar la posibilidad de que haya exposiciones nacionales e internacionales”. La explanada central será de una hectárea con espacios escultóricos y el Muro de Expresiones Artísticas, “que tiene mucho que ver con el graffiti. Permitirá establecer niveles de competencia de artistas populares que se expresan en donde pueden”.

El CCMO se ubicará en Texcoco en un terreno de 16 hectáreas, con un valor de 49 millones de pesos. La Cámara de Diputados ya aprobó el Proyecto de Pago por Servicios y actualmente el proyecto se encuentra en una segunda etapa, donde se están preparando las bases de licitación, la selección de los espacios que debe llevar cada uno de los edificios. Una vez concluida, se podrá hacer la licitación internacional durante los primeros meses del próximo año, para empezar la construcción en el segundo semestre del 2008 y que se inaugure con motivo del bicentenario en el 2010.

El manejo del Centro Cultural Mexiquense de Oriente “requerirá un incremento presupuestal para el IMC de tal manera que pueda solventar los gastos que genere ese centro”. 

Festivales culturales

De acuerdo a Jorge Luis González, promotor cultural con amplia experiencia en la organización de Festivales Culturales en el Estado de México, un festival debe ser parte de una política cultural integral, además de que debe haber un intercambio entre la propuesta gubernamental y la sociedad.

Para Agustín Gasca Pliego, “el festival es un crisol en donde se acomodan muchas partes de la creación cultural, de las expresiones artísticas y las promueves para que mucho más gente las disfrute”.

En el caso del Festival de las Almas en Valle de Bravo, Gasca Pliego dijo que el sur del Estado es una zona donde los pobladores “difícilmente pueden tener acceso a los bienes culturales como los que vamos a llevar este año”, y “esa es la labor del gobierno”, así como “tratar de llevar la mayor cantidad posible de gente de toda la República y del mundo, si es posible, a ver un festival”.

Sobre si un festival debería ser el resumen de un programa de actividad continua, Gasca Pliego dijo no coincidir con ese punto de vista porque “un festival siempre debe estar dedicado a algo, por ejemplo que viene el dedicado a los niños, es un festival acorde para niños de primaria y secundaria que pretende vincularlos de una manera lúdica a otra manera de la cultura (…) el del Quinto Sol es hecho por una fecha conmemorativa, entonces tampoco es un resumen de las actividades. Lo mismo que el festival de Valle de Bravo que se hace con motivo del encuentro de Europa con América Latina, los encuentros de Biarritz que fue el motivo para crearlo y tiene que ver fundamentalmente con el objetivo de preservar y rescatar las costumbres alrededor del Día de Muertos que culturalmente en México es muy importante, pero no tiene que ver con la actividad del IMC como una institución”.

A propósito del Festival de las Almas, que se realiza del 26 de octubre al 3 de noviembre, Gasca dijo que tiene que crecer más hacia la creación de foros críticos, así como “traer lo más actual. Que artistas de talla mundial, sin desconocer nuestros propios artistas, pudieran pasar por los foros de nuestros festivales, por las discusiones”.

El tema eterno de la falta de recursos, también permea en “la posibilidad de traer gente de mucho mayor valía culturalmente hablando para que se fomente un crecimiento artístico”. Además “la infraestructura cultural pudiera mejorarse, no sólo en el estado, sino en todo el país para que hubiera más gente interesada en los eventos”. 

¿Papel como gestor?

Para lograr el mantenimiento del CCMO y festivales, así como del resto de las actividades culturales estatales, el papel de gestor del IMC deberá desarrollarse con una visión más amplia.

El colombiano Winston Licona, director del único posgrado en gerencia y gestión cultural que existe en América Latina, dijo en una conferencia magistral dictada durante el encuentro de instructores de capacitación cultural en Tlaxcala, en el 2002, que un verdadero gestor cultural “puede fundamentar e identificar las exigencias de su entorno, las incidencias de la globalización y su impacto en los entornos locales; establecer fortalezas y debilidades y apoyar procesos de cambio; y diseñar, planificar y ejecutar políticas y proyectos socioculturales”. De igual forma, “los ámbitos y campos de actuación en los que puede intervenir son las manifestaciones artísticas, el patrimonio histórico y artístico, turismo, empleo, cooperación internacional, procesos administrativos y económicos, comunicación, mercadotecnia y dirección de políticas culturales.

Según Licona, “los primeros conflictos surgen al limitar el concepto de cultura a las artes, la cultura tradicional y comunitaria y el patrimonio, pues la cultura contempla todas las actividades realizadas por el ser humano”.

La visión del IMC sobre la gestoría, se centra en el tema de los recursos económicos, pues al cuestionar a Gasca Pliego sobre la incidencia del Instituto como gestor cultural, mencionó que con respecto al año pasado, “el gobierno del Estado de México nos dio 40 millones de pesos más y nosotros conseguimos con Conaculta alrededor de 60 millones de pesos más. Se dice fácil, pero eso representó para el año pasado el 30 por ciento de nuestro presupuesto”.  

Artistas e IMC 

“Hay dos campos que requieren un apoyo muy superior: la ciencia y la tecnología, y la cultura. A nivel nacional el presupuesto cultural es del 0.3 por ciento, que en caso del Estado de México es como del 0.5, no quiere decir que necesitemos mucho más, pero la UNESCO recomienda que los recursos federales, estatales y locales deberían ser del 1 por ciento. Yo espero que en los próximos cinco años, el área de cultura, sumada con la Universidad con los ayuntamientos, sumara el 1 o 1.5 por ciento del presupuesto”, dijo Gasca.

En ese sentido, el económico, el vínculo con los artistas del Estado de México es limitado porque “es evidente que no es posible que el gobierno del estado financie a todos y cada uno de los artistas y sus necesidades (…) Tenemos varias convocatorias como la del FOCAEM  donde los artistas puedan competir y poder tener una beca cuyo objetivo es impulsar su creatividad y sus trabajos, no para que nosotros los compremos, sino para que ellos puedan abrirse al mundo y puedan hacer su propia oferta a la sociedad”.

El IMC “no puede volver al paternalismo. No es posible que todos los creadores esperen que el Instituto podrá resolver sus problemas, sin embargo estamos comprometidos porque seremos voceros de sus inquietudes y por supuesto contratamos a muchos de ellos para nuestros festivales”. 

El camino a seguir

Lo que sigue para el IMC está dirigido a tres áreas: mejoramiento y ampliación del programa editorial, rehabilitación de la infraestructura y la construcción del Centro Cultural Mexiquense de Oriente.Además, “tenemos que impulsar más áreas de investigación. Es nuestro un talón de Aquiles, no tenemos el recurso para poder contratar gente que se dedique a investigar procesos culturales, desde los arqueológicos, hasta el futuro de la cultura del Estado de México.

“No se trata que se convierta en un centro de enseñanza, pero sí de tener nuestro propio programa de investigación. Espero poder impulsarlo para el próximo año y tener una masa pensante alrededor del establecimiento de políticas culturales más adecuadas hacia el entorno en el cual vivimos”.

El camino es largo, Gasca reconoce que el andar cultural nunca terminará. “Nunca podremos decir que estamos en la cúspide”, dijo.

“Sería imposible, para un pueblo, decir que está satisfecho en materia cultural. Siempre tienes que estar creciendo e innovando”.Aunque en la cultura es difícil diagnosticar, “debe ser un trabajo del diario y permanente”, donde el ánimo y la aplicación correcta de políticas culturales, hasta ahora casi nulas, deben lograr un vínculo real con la sociedad y los artistas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

monica -

Me interese mucho trabajar para ustedes, y quisera saber donde puede dejar mis documentos para concursar por un lugar de trabajo. Soy lic. en biblioteconomia

muchas gracias

EDUARDO -

en que año se fundo el centro cultural mexiquense

Ismael Mejía Hernández -

Echenle un vistazo al Proyecto "Festival Cultural Ecatepec" cuya organizacion es a partir de los mismos actores culturales en coordinacion con distintas sedes publicas y privadas. Donde el objetivo es construir un proyecto cultural a largo plazo y de acuerdo a la realidad que viven los habitantes del municipio.

ANDREA SAAVEDRA MARTINEZ -

queremos conocer cuantas personas hay en el estado de mexico trabajando y como son socialmente o conocer el censo de la poblacion
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres