Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

La OSJEM cierra temporada

La OSJEM cierra temporada

Con la presencia del contratenor Santiago Cumplido y la soprano Stefanie True, la Orquesta Sinfónica Juvenil del Estado de México ofrecerá su último concierto del año

Por: Silvia Márquez / Toluca

El concierto de cierre de la temporada XIV de la Orquesta Sinfónica Juvenil del Estado de México contará con la presencia del contratenor Santiago Cumplido y la soprano Stefanie True, quienes interpretarán arias de Broschi, Handel, Gluck, Brahms y Porpora.
Resalta en la velada la participación de Cumplido, pues la tesitura de contratenor pocas veces puede ser disfrutada por el público musical.
Los contratenores tienen una extension en la voz se sitúa por tanto por encima de la del tenor y coincide con la de contralto femenina pero el timbre de uno y otra son claramente distintos, pues el contratenor emplea el falsete. Pueden ser considerados también altos o sopranos, también llamados sopranistas. Hoy en día, las escuelas que forman a cantantes de este tipo admiten que la del contratenor es una voz que combina los registros de pecho y cabeza para formar un perfecto equilibrio entre ambas y lograr crear una voz homogénea en toda la tesitura del cantante. Por lo general, los detractores de esta idea son personas que siguen ancladas en la concepción del contratenor como poseedor de una voz no natural.
Pero la figura del contratenor se remontan varios siglos en la historia de occidente. Con el nacimiento de la polifonía en los siglos XII y XIII se tienen registros de su uso, que continua hasta el siglo XVIII en las composiciones polifónicas, aunque surge como una alternativa ante la negativa de la iglesia catolica para los castrati, por lo cual quienes podían suplantar de algún modo estas obras liricas eras los contratenores.
Con el nacimiento de la voz solista, el canto acompañado y el desarrollo del Barroco desde comienzos del siglo XVII, al contratenor se le dio mucha notoriedad, escribiéndose para esa tesitura innumerable repertorio solista.
Con la llegada del Clasicismo en la segunda mitad del siglo XVIII, se desplazó por el gusto del nuevo público y de los compositores. El Romanticismo sancionó esta nueva dirección y se generalizó la idea de que el falsete es un canto erróneo, dañino técnicamente, inadecuado y afeminado.
Es en pleno siglo XX, tras la extinción de la práctica de la castración con fines musicales, los contratenores resurgieron como alternativa para los papeles escritos para aquellos divos del bel canto que fueron los castrati; aunque los castrati serán insustituibles en la historia de la música occidental. Sus voces no se pueden comparar ni a las de los contratenores ni a las de las mujeres. La voz femenina es un buen sustituto para ese tipo de papeles por su potencia, brillo y cualidad, pero dista con mucho de lo que debió de ser la voz de los castrati. El contratenor también dista mucho de la calidad de voz de aquellos genios vocales, pero confiere por otro lado a esos papeles la magia de volver a ver a hombres interpretando papeles masculinos con voz femenina.
Actualmente los contratenores son empleados con mayor frecuencia en óperas barrocas que contienen partes escritas originalmente para castrati en tesituras admitibles para su registro vocal.
El programa del concierto de cierre de temporada incluye la Obertura Egmont Op. 84 de L. V. Beethoven, el aria del soundtrack de Farinelli, Ombra Fedelle de R. Broschi, Piangero de la ópera Julio César de G. F. Handel, Veni y Appaga il tou consorte de la ópera Orfeo y Eurídice de W. Gluck, la Obertura Festival Académico Op. 80 de J. Brahms, Alto Giove de la ópera Polifemo de N. Porpora, y Scherzando, Venti Turbini y Lascia ch’io pianga de la ópera Rinaldo de G. F. Handel.
La cita es hoy a las 20:00 horas en la Sala Felipe Villanueva de Toluca. Entrada libre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres