Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Misticismo y psiquedelia en las letras de Huxley

Misticismo y psiquedelia en las letras de Huxley

El escritor, autor de Un mundo feliz, nació un día como hoy en 1894

Por: Silvia Márquez / Toluca

En el libro Las puertas de la percepción, Aldous Huxley escribe: "(...) el hombre que salió por la Puerta en el Muro ya no será nunca el mismo que entró por ella. Será más instruido y menos satisfecho de sí mismo, reconocerá su ignorancia más humildemente, pero al mismo tiempo, estará mejor equipado para comprender la relación de las palabras con las cosas, del razonamiento sistemático con el insondable Misterio que trata, por siempre jamás, vanamente, de comprender".
Tal fragmento parece ser un preámbulo de los misterios y constructos complejos que plasmó el escritor británico en cada uno de sus libros y ensayos.

Huxley fue uno de los primeros intelectuales que incursionaron en la psiquedelia, corriente creada por intelectuales y científicos que comenzaron a experimentar con LSD y otras drogas psicodélicas, alucinógenas, visionarias o enteógenas ("Dios dentro de nosotros"). A ese grupo pertenecen también Ernst Jünger, Robert Graves, Gregory Bateson, Arthur Koestler, Henri Michaux, Anaïs Nin, Alan Watts, Timothy Leary, Allen Ginsberg, Jack Kerouac y William Burroughs, entre otros, quienes fueron los primeros en atravesar el umbral de las puertas de la percepción y descubrir unas dimensiones de conciencia poco rutinarias.

En realidad, el interés de Huxley por las drogas se refleja desde los años 30, cuando salió a la luz su famosa novela Un mundo feliz donde concibe una droga llamada soma. Además, la trama refleja la postura del británico ante los psicotrópicos; por un lado pensaba que las drogas diseñadas serían capaces de arrancar al ser humano sus miedos, pero al mismo tiempo temía que el Estado controlara a la sociedad y al individuo por medio de las sustancias sintéticas.

Un mundo feliz

desarrolla la segunda hipótesis, pues Huxley plantea una época futura donde las personas son incubadas y predestinadas desde que nacen para pertenecer a diferentes castas: Alfas, Betas, Gammas, Deltas y Epsilones; cada una destinada a realizar ciertas tareas.

El pensamiento de Aldous Huxley evolucionó hasta llegar al misticismo en su obra La filosofía perenne, que compila algunas tradiciones orientales encaminadas al reencuentro del alma humana en lucha con la amenaza que ofrecía el desarrollo tecnológico.

Las drogas no se apartaron de su vida y es en la década de los 50 cuando decide experimentar con mescalina, una sustancia que viene del peyote. Gracias a esa experiencia surgió Las puertas de la percepción, un ensayo que transformó el mundo literario americano de los años subsecuentes.

A partir de ese momento, se transformó en un incansable difusor de la psiquedelia y de lo que podría aportar a las personas.

Se dice que Huxley pensaba que en el instante de la muerte, la persona debía tener la mente más clara que en cualquier otro momento, por lo que rechazaba la administración de opiáceos y aspiraba a la claridad aportada por los psiquedélicos. Fiel a su propias creencias, en el momento de su tránsito, Aldous Huxley pidió a su esposa que le administrara 100 miligramos de LSD, hecho que más tarde fue alabado por E. Jünger como un gesto del más alto valor psiconáutico.

El anuncio de su muerte se vio eclipsado por la de John F. Kennedy, el 22 de noviembre de 1963.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres