Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Viajan las letras en el corazón de Toluca

Viajan las letras en el corazón de Toluca Un BookCrossing desde Radio Mexiquense para celebrar a los libros en su día

Por: Silvia Márquez / Toluca

Un viaje utópico en y para las letras se prepara en el centro del Valle de Toluca. La fecha en el que la lectura celebra su día, las promesas literarias se donarán, de manera desinteresada, entre la gente que esté en el momento en que un libro sea liberado.
La idea global surgió hace ocho años. El estadounidense Ron Hornbaker planeó, en marzo de 2001, una dinámica llamada BookCrossing que consiste en dejar libros en lugares públicos para que los recojan otros lectores, que después harán lo mismo. La idea es liberar libros "en la jungla" para que sean encontrados por otras personas.
Este año, el BookCrossing llegará hasta la capital mexiquense y municipios cercanos gracias a una campaña impulsada por Lorena Romero, gestora cultural y locutora de Radio Mexiquense.
Como ella misma asegura, la idea de liberar libros es en sí misma “muy generosa”, pues “independientemente del movimiento que ya existe a nivel internacional, es muy grato, muy utópico”.
Ésta es la segunda campaña utópica que surge en el programa radiofónico Al aire lo del aire. Se refiere “a una serie de acciones que ya no se estilan pero que tienen ese aire de las cosas que podrían pasar y las hacemos simplemente porque queremos hacerlo”.
La primera campaña consistió en una invitación a escribir cartas, “con escaso resultado como muchas campañas utópicas”, y ésta es la segunda que se enmarca en la celebración que propone Radio Mexiquense por el Día Mundial del Libro y la Lectura.
“Ahora es más audaz y más temerario. Por un lado es una campaña para el radioescucha lector de Radio Mexiquense, que se empape y diga ‘voy a dejar uno de mis tesoros, lo voy a dejar que viaje’; esa es una parte: hacer que una persona se desprenda de un libro querido, que lo venga a dejar, que escriba una notita para el lector que lo encuentre. La segunda parte es inesperada, no sabremos qué pasará con los lectores, cuántos de ellos se sentirán conmovidos o alegres, cuántos no tendrán ningún vínculo con el libro, esa parte ya no nos toca a nosotros, eso sucederá el 23 de abril y también nos tiene con mucha expectativa (…) Sabemos, por la experiencia que tiene ya el movimiento a nivel internacional, que sí ha habido gente que ha leído el libro que encontró y lo ha vuelto a depositar en un lugar público y estos libros han estado viajando”.
Hasta el momento 55 libros han sido donados por radioescuchas y a la causa se suman otros tantos que son aportaciones de diversas instituciones que han colaborado en este proyecto. Según los organizadores, la meta es de entre 200 y 250 libros.
“Nos han traído desde Gabriel García Márquez, Umberto Eco, Clarice Lispector en una edición de Ciruela que es muy cara, Ray Bradbury, Dostoivesky, nos han traído un libro que ha sido la envidia de todos, uno de Tim Burton ilustrado, también libros de autoayuda, que aunque no sean literatura, nos pueden dejar algo y finalmente ese es el libro que el radioescucha quiere donar.
“Hubo una radioescucha que me dijo ‘ya sé que son libros que nos gusten, pero yo traje este libro porque no me gusta y es justo que tenga otra oportunidad con un lector que realmente lo valore’”, explicó Lorena Romero.

La dinámica
A partir de las 10 de la mañana y hasta las 4 de la tarde, todos los libros que hayan sido donados circularán en seis rutas preestablecidas para encontrarse con los lectores. A la par, una jornada radiofónica en el 91.7 de FM aderezará el día con entrevistas y programas especiales.
“Habrá seis equipos formados por compañeros de Radio Mexiquense, ellos tendrán varias rutas: una que va de Lerma-Coyoacac, Capulhuac-Mexicalzingo, Zinacantepec, Toluca-Metepec, para llegar a casi todo el Valle de Toluca. Habrá otro equipo que estará en cruceros con una pancarta diciendo que habrá libros viajeros, llegará con los automovilistas para regalarles un libro”.
Cada equipo liberará libros en plazas públicas, parques, hospitales, zonas escolares, mercados e incluso autobuses de pasajeros.
Además, se harán reportes paulatinos de la liberación de libros, así como testimonios con las personas que los hayan tomado y esto se transmitirá en los diversos programas de Radio Mexiquense, como Al aire lo del aire, la cabina de Sandra García, el noticiario Informativo Mexiquense, Sonografía con Gabriela Cabral y Ruta Crítica de Carlos Gutiérrez.
Por otro lado se tendrá un registro a través de un correo electrónico y teléfonos que se anexarán a los libros liberados para que personas que hagan el contacto se puedan poner de inmediato al teléfono o en el correo y lo hagan saber.
“También estamos pensando en ingresar en la página internacional para que quede el registro, aunque lo más importante es que los libros se pongan a viajar en el Valle de Toluca, porque finalmente la mejor manera de celebrar al libro es leyéndolo. Un libro cerrado es lindo, está lleno de promesas, pero cuando se abre, se comparte y se lee, es cuando realmente está vivo”.
Todavía está abierta la recepción de libros en las instalaciones de Radio Mexiquense, ubicadas en Avenida Estado de México número 1601 oriente, en Metepec.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres