Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Entrevista con Alejandro Escuer, músico

Ensamble Ónix: la plataforma del renacimiento musical en México

Para el director artístico del Ensamble Ónix, la UAEM debe apoyar muchísimo más al arte. Tenemos que despertar a ese gigante dormido, menciona

Silvia Márquez / Toluca

El Ensamble Ónix es una de las agrupaciones de música contemporánea más importante de México. Se caracteriza por generar un trabajo conjunto entre compositores y músicos que lo integran, para convertirse así, en uno de los referentes obligados de la música de cámara de nuestro tiempo.

El pasado lunes, el Aula Magna de la Universidad Autónoma del Estado de México, se convirtió en el escenario para que, en casi dos horas, el ensamble llevara a los asistentes a recorrer caminos sonoros inesperados.

Minutos después del final del concierto, Alejandro Escuer, director artístico del Ensamble de música contemporánea, habló con IMPULSO sobre la labor que realiza Ónix, así como sus próximos planes en el ámbito nacional e internacional.

 

El Ensamble Ónix formó parte del grupo de artistas que viajó al Festival de Beijín, en el cual México fue invitado de honor. Cuéntame sobre esa experiencia...

Fue una experiencia increíble, muy divertida. Los chinos querían más música contemporánea lo que nos sorprendió porque no es música tan fácil de digerir. Hasta tuvimos que improvisar y les encantó. Fue todo un éxito, lástima que sólo hicimos tres conciertos.

Hay un renacimiento a nivel musical, a nivel de composición y de interpretación en México, me lo ha confirmado gente en Latinoamérica y en Europa y la verdad es que nos da mucho gusto llevar estas propuestas originales, sobre todo mexicanas que tienen propuestas estéticas interesantes e innovadoras. Para nosotros la prioridad es hacer que la música de México no sólo sea mariachi, o sones jarochos, que son increíbles, pero sí queremos que haya música de todo.

Esta música contemporánea equivale al arte contemporáneo visual. A nosotros nos encantó venir aquí, a la Escuela de Artes y yo sí creo que debería haber más representatividad en la música como en las artes. De hecho México es más reconocido por la literatura y las artes plásticas en el mundo que en su música, a excepción de la música popular, pero la música popular en el arte contemporáneo no tiene ese lugar.

Esta música debería estarse tocando en Alemania, en Australia, Singapur. Tendríamos que hacer más giras de ese tipo. Aunque se dan pocas, ya existen. Nos invitaron a Australia, acabamos de sacar un nuevo disco que se llama ‘Laberintos’, hay una posible gira a España y vamos a Maryland y Nueva Orleáns en noviembre. Estamos muy activos, llenos de proyectos y sobre todo con muchas ganas de trabajar, pero sobre todo de compartir con la gente el hecho de que el Ensamble es de la gente. No solamente somos nosotros cinco, sino todos los compositores que están detrás y que son más de 100.
Para nosotros sería un orgullo que gente de la sociedad civil participara en el proyecto. Somos un proyecto abierto esperando a todos los que se quieran incluir. Cualquier persona puede apoyarnos y sólo tiene que contactarnos a través de www.onixensamble.com, buscar nuestros correos y nos comunicaremos.

Es importante que el apoyo no sólo venga de lo que nos da el Gobierno como cultura, sino que también nosotros como sociedad elijamos ciertos proyectos y decidamos apoyarlos, que empecemos a construirlos.

Detrás de este Ensamble vienen 10 años de trabajo ininterrumpido, que para un grupo independiente ha sido muy duro, pero aquí estamos luchando, haciendo conciertos y buscando gente que nos apoye.

¿Qué pasa con el proyecto que tienen de fomento musical para niños?

Depende totalmente de un patrocinio privado. En el momento de que cualquier fundación o persona diga ‘yo apoyo para estos niños tales’, se hecha a andar. La verdad es que estamos esperando a esos mecenas porque la música aquí está, el trabajo aquí está y ahora lo que necesitamos son productores que impulsen el arte contemporáneo sonoro, no sólo el literario o el plástico. Esas artes son más convenientes porque no necesitan intérpretes. La literatura se reproduce y cualquiera lo lee y no necesitas a ningún intérprete. Las artes escénicas son difíciles por eso. Estamos luchando por dar a conocer esta música que además no está grabada, que no se consigue de otra manera.

Todos somos académicos, todos investigamos y le damos ese lado a lo que hacemos y eso es lo que le da fondo y profundidad al trabajo.

¿Qué significó este concierto?

Es una co-celebración del décimo aniversario de nosotros y de la Escuela. Es la primera vez que estamos en el Estado de México; es increíble que estando nosotros en la Ciudad de México hayamos ido a China antes que al Estado de México. Qué bueno que finalmente en casa se están interesando.

Yo creo que la Universidad Autónoma del Estado de México tiene un potencial muy fuerte, además tiene gran fuerza a nivel nacional en términos artísticos, de infraestructura, empresariales y de producción, por lo que debe apoyar muchísimo más al arte. Tenemos que despertar a ese gigante dormido. El trabajo de los medios también debe de ser ese: hacerles ver que hay un arte maravilloso por descubrir.

¿Qué sigue para el Ensamble Ónix?

Sigue la gira por Maryland, Washington y Nueva Orleáns. Después, en la Sala "Carlos Chávez" del Centro Cultural Universitario de la UNAM el 29 de noviembre a las 20:00 horas, tenemos un concierto con estas dos obras que estrenamos y otras más.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres