Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

FestínARTE y los errores que no puede dejar atrás

Ayer abrió el festival más importante dirigido a los niños mexiquenses. A pesar de que ya son siete años y cuenta con una inversión millonaria, no convence 

Por: Silvia Márquez / Toluca  

El título de la edición 2007 de FestínARTE resulta irónico, pues parece que hace referencia al mismo cuento que, desde hace siete años, dirige a los niños mexiquenses.FestínARTE abrió, el día de ayer y hasta el próximo sábado, un “recorrido por el Movimiento de Independencia” a través de diez diferentes módulos a través de los cuales pretende contar un nuevo capítulo de la historia de los festivales culturales.

El Centro Cultural Mexiquense se llenó de actores, organizadores, niños y niñas, padres de familia y autoridades del Instituto Mexiquense de Cultura (IMC). El público respondió al llamado y la expectativa por los secretos que se escondían dentro de cada módulo fueron develados minutos después de las diez de la mañana, cuando la caravana de música y teatro “La Bulla” invitó a todos los pequeños que tomaran la ruta que más les gustara.

En la explanada se levantaron dos carpas, dentro de las cuales personajes ataviados con vestimenta del Siglo XIX, explican los diversos momentos que, oficialmente, fueron los detonantes de la independencia mexicana.

Cada módulo puede recibir de 25 a 40 niños en intervalos de 15 a 25 minutos. La dinámica es simple: largas filas a la entrada de cada uno, talleres, más actividades en el foro central y muchas preguntas por responder.

Los padres y niños cuestionaban a los organizadores las rutas a seguir, pero la respuesta era siempre la misma: “este año cada quien visita lo que quiera, pueden entrar a los módulos y luego los papás tienen que llevar a los niños a los talleres”.

Lo anterior fue diseñado para agilizar los tiempos de recorrido, ya que el año pasado una de las críticas a la logística que realizó IMPULSO fue que en cada pabellón se invertían hasta dos horas entre la espera y el recorrido. Ahora la visita supone una “mayor libertad” y menos tiempo de espera, aunque en algunas ocasiones generó desconcierto entre los visitantes. 

La crítica fuera de las aulas

El FestínARTE 2007 “1810, ¿Quieres que te lo cuente otra vez?”, lleva a los pequeños por módulos temáticos en los que se incluye La Conspiración, El abrazo de Acatempan, El Pípila, La batalla del Monte de las Cruces, Minería, Castas, Símbolos patrios y las tres garantías, Costumbres y tradiciones, El grito de Dolores, La batalla de Aculco y finaliza en una obra teatral llamada “1810, Independencia de México”.

Cada uno, además de ser didáctico, pretende explotar el lado lúdico de la historia contada “por sus protagonistas”: actores y actrices que representan el vínculo entre actividades recreativas y la narración histórica.

El problema empieza cuando el público infantil cuestiona a los personajes o contradice algunos de los datos. Otros niños simplemente se asustan al enfrentarse con los actores y salen llorando de las representaciones.

Tal vez la visión de un festival cultural infantil deba ser asesorada por estudiosos en pedagogía e incluso en psicología infantil, ya que para los infantes de la sociedad actual cuartos de madera cubiertos de papel kraft o vinilonas con paisajes no ofrecen las respuestas ante sus interminables preguntas.  

Parte de ese presupuesto, de un millón 500 mil pesos, debe ser destinado a la planeación inteligente de las actividades y la construcción de un mensaje que englobe el esfuerzo general del festival. Quizás el diseño gráfico sea importante (y por ello se le haya destinado el 10% del presupuesto para la contratación de Gabriel Camacho de la empresa AND Publicitaria), pero el mensaje, el contenido real del FestínARTE, todavía no convence.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres