Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

SILENCIOS ESTEREOFÓNICOS

SILENCIOS ESTEREOFÓNICOS

Pormenores del Festival Iberoamericano de Cultura Musical, Vive Latino 2007

Por: Félix Morriña

Un total de 68 bandas hispanoamericanas de diferentes estructuras sonoras, estilos, corrientes, géneros e incluso idiosincrasias musicales estuvieron presentes el pasado fin de semana en el Foro Sol de la Ciudad de México, dentro de la octava edición del Festival Iberoamericano de Cultura Musical, Vive Latino 2007.

De nueva cuenta fueron dos días (sábado 5 y domingo 6 de mayo) los empleados para este encuentro musical en el que los organizadores, medianos empresarios mexicanos y diversas marcas patrocinadoras internacionales ofrecieron una oferta ecléctica de lo más sobresaliente de la industria latina establecida en los mass media, provocando cada vez más polémica entre el público exigente de mayor calidad entre las agrupaciones seleccionadas y provocando malestar en algunos melómanos respecto a la manera en la que son programadas las bandas en los tres escenarios por día dispuestos para la ocasión.

Para miles de asistentes a lo largo de las anteriores siete ediciones (desde 1998, el Vive Latino se ha venido consolidando como uno de los festivales juveniles más atractivos para dar a conocer grupos de rock, música electrónica, experimental, música pop, vanguardia y demás ramificaciones de la música contemporánea), el cartel cada vez es de menor perfil, mucho más pop o "fresa", como lo califican muchos, convirtiéndose en un festival muy digerible que no muestra propuestas genuinas de habla hispana.

Se respiró en el aire una programación basada en el práctico formulismo villamelón, complaciente y sobre todo light para mentalidades domesticadas y sometidas por maniqueístas medios masivos de comunicación, principalmente radiofónicos, y no en un festival que equilibre las corrientes sonoras existentes.

Por un lado, es normal que se programe a este tipo de agrupaciones en el Vive Latino cuando hay muchas marcas de renombre detrás que exigen resultados redondos y productivos, por lo que el público asistente ya debe saberlo y no ponerse difícil, ya que actualmente para todos los gustos hay oferta y demanda.

También, es necesario ubicar al Vive Latino como el festival que nació siendo la vanguardia en este tipo de encuentro masivos en México, y que luego se fue transformando, tal y como lo hizo el Tianguis del Chopo, antes era "la neta del planeta" y ahora es sólo un sitio de encuentros de personas con intereses musicales afines, cuando antes era el sitio que incitaba a la búsqueda de mundos musicales distintos.

Lo importante de todo, es que ya hay otros festivales en México que van creciendo poco a poco, encargados de presentar a las bandas con un perfil distinto al mostrado en el Vive Latino y que atiende a ese sector de la población exigente. Aún así, apoyo a los melómanos inconformes que piden a gritos mejores bandas de habla hispana, mejor programación y que se incluyan a esos etiquetados como rarezas sonoras.

Pasando a la edición de este año, las bandas estuvieron divididas en tres escenarios por dos días, 34 el sábado e igual número el domingo. Con este cartel, los melómanos tienen la última palabra, mientras tanto les diré que una de las bandas participantes que seguro llamaron la atención fue la española Columpio Asesino, quienes tiene dos discos en el mercado: "El Columpio Asesino" (2003) y "De mi sangre a tus cuchillas" (2006).

Trajeron como respaldo el apoyo de la prensa especializada de su país de origen (España) y de México, más la buena reputación de los conciertos y su aportación al rock en la Lengua de Cervantes. El Columpio Asesino es una agrupación a la que hay que ponerle mucha atención a lo que hagan porque resultó una excelente sorpresa en la música contemporánea.

En su música podrás descubrir que sus influencias rockeras están fundadas en Pixies, The Clash, Iggy Pop, Sonic Youth y los Dead Kennedys por mencionar algunas bandas de importancia, como también te darás cuenta que hay mucho del literato, dramaturgo, cineasta, tarólogo, novelista y terapeuta chileno Alejandro Jodorowsky.

La influencia de Jodorowsky en El Columpio Asesino radica principalmente en el baterista, vocalista y compositor Albaro Arizaleta, quien es fiel lector del sudamericano y lo toma como su guía moral y espiritual. Arizaleta asume la influencia de Alejandro, sobre todo porque una frase que puso por dedicatoria en el libro de su autoría "La danza de la realidad", terminó afectando al músico.

La frase que puso Alejandro Jodorowsky dedicada a la banda y a su baterista fue: "De mi sangre a tus cuchillas, para El Columpio Asesino". Desde ese momento, Albaro Arizaleta supo que el nombre del segundo disco de su agrupación tendría que ser precisamente ése y todo el proceso creativo, el de producción, post producción y hasta la salida al mercado tendría que estar marcado por Jodorowsky.

Este segundo material está integrado por 11 cortes más un desliz sonoro (o bis) como quieran llamarle, con una estructura que permite a cada rola tener su propia unidad, su propia identidad sonora y al mismo tiempo todo en su conjunto es un pieza suficientemente armada para ser un concepto disco que va más allá del rock básico, la electrónica, el pop y la experimentación.

Si el disco termina por gustarte, en vivo estos navarros te atraparán, porque además se presentan con atuendos hasta cierto grado ridículos o con vistosa comodidad hogareña. El guitarrista aparece con un bata y con una barba de semanas, totalmente despeinado; el bajista como si estuviera haciendo labores de restauración casera.

El saxofonista viste como Elvis Presley; el tecladista como todo un new wave trajeado; el baterista pelón y con sombreros tipo Tardán haciéndose el importante y el otro guitarrista como cualquier hijo de vecino los domingos de cruda. Todos ellos se hacen llamar Albaro, Raúl, Markos, ION, Chive e Iñigo.

Sobre el nombre de la banda, nunca han determinado el motivo, ni el por qué decidieron llamarse de esa manera. Para algunos suena ridículo, tonto, sin significado, pero para otros les insinúa pederastia, pedofilia, música incidental, infantil, pero también de filme de horror. Ahora ya saben que se trata de un sexteto navarro que hace buena música rock.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres