Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Falta arduo trabajo en el Grupo de Danza Clásica del IMC

Falta arduo trabajo en el Grupo de Danza Clásica del IMC

El camino de la agrupación dancística es largo antes de consolidarse como una compañía profesional

Por: Silvia Márquez / Toluca

 

Un nuevo "Miércoles en la Cultura" organizado por el Instituto Mexiquense de Cultura (IMC) llegó a la Sala "Felipe Villanueva" de Toluca. En esta nueva oportunidad de vincular a la sociedad con muestras artístico-culturales de México y el mundo, las invitaciones anunciaron la intervención del Grupo de Danza Clásica del IMC.

De esa manera, cuando el reloj marcó las 19 horas, el pas de trois de "El Corsario" tomó vida entre los asistentes que llenaron buena parte de la Sala.

Al principio los nervios "normales" llenaron los movimientos de los bailarines amateurs. Mientras las faltas de ortografía saltaban a la vista en el programa de mano, éste seguía su curso. La música de Mincus (sic), Shtrauss (sic), Drigo, Dvorzak (sic), May, Bizet y una selección de tangos, sirvió como marco para las combinaciones de fouettés en tournant, tours en l'air o algún grand jeté. En el argot dancístico, enchaînements (series de pasos ligados para hacer una secuencia de baile) que se intentaron a lo largo de la función.

AUSENCIA DE UNA CULTURA DANCÍSTICA

George Balanchine dijo alguna vez que "el ballet es como una rosa. Es algo hermoso y uno lo admira, pero no pregunta qué significa".

La frase de uno de los más grandes e influyentes coreógrafos de la historia del ballet, encierra el misterio y virtuosismo que deben transmitir los bailarines al abrir una puerta al mundo de la fantasía y el deleite estético.

Los detalles hacen la diferencia entre una presentación digna de recordarse y las medianas que generalmente sirven para cumplir cifras u objetivos de alguna institución. La presentación nocturna del miércoles navegó entre los dos conceptos, aunque pareció enclavarse en la falta de cuidado en los vestuarios (algunos rotos, descosidos o con las etiquetas a la vista), amenazas de caídas, interrupciones en la música grabada y sonrisas en los rostros de cada uno de los integrantes, que más que alegría mostraban inseguridad o nerviosismo ante las malas posturas en algunos movimientos que requieren dominio del equilibrio.

En la sinopsis proporcionada por el programa de mano, se dice que "era necesario crear un grupo en el que se brindara una oportunidad de desarrollo profesional a estos jóvenes valores mexiquenses".

Si en verdad se aspira a convertir a los integrantes del grupo en profesionales, las directoras Dilza Bustabad e Iana Guerasskina deberán esforzarse para transmitir a sus alumnos la expresividad de la escuela cubana y la pulcritud de la rusa, respectivamente.

No se critica que se haya presentado el grupo que fue aceptado por el IMC como parte de su catálogo artístico hace poco más de cuatro meses. Lo cierto es que la agrupación demostró que aún le queda un largo camino por recorrer antes de conformarse como una compañía profesional o siquiera acercarse a la calidad del Ballet Folklórico del Estado de México y del Octeto Vocal (también dependientes del IMC).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Hilario Meneses -

Solo quisiera que me aclararan que es un bailarin amateur, El que lleva poco tiempo en la danza o el que no sirve para ella?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres