Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Sin la mano izquierda la otra mano se inhabilita

Sin la mano izquierda la otra mano se inhabilita

El director de orquesta, Fernando Lozano presenta La mano izquierda, su ópera prima en literatura

Por: Tlaneci Ortega Torres / Toluca

La mano izquierda es el título de la primera producción literaria del maestro Fernando Lozano, donde comparte con los lectores su experiencia como director de orquesta, labor artística que ha desarrollado desde 1966.

Ante jóvenes, músicos y medios de comunicación, Lozano presentó la noche del jueves su ópera prima como escritor en el auditorio "Silvestre Revueltas" del Conservatorio de Música del Estado de México (COMEM), en compañía de Laszlo Frater, Balbi Cotter y Miguel Ángel Porrúa.

En su libro, el fundador de la Orquesta de la Ciudad de México, describe las "anécdotas y peripecias" – como él menciona – al llevar la batuta de conjuntos musicales en auditorios nacionales e internacionales a lo largo de 45 años.

"Este libro es para quienes intentan incursionar en este oficio, para que se preparen técnica, física y emocionalmente" dijo el autor.

A su vez, subrayó que La mano izquierda es también para el público en general, para llevarlos a la profundización en el mundo de la música y orientarlos de forma específica en el conocimiento de la dirección orquestal.

Fernando Lozano indicó que los músicos interesados en este oficio "delicado, sutil y lleno de recobecos", deben tener conciencia no sólo de la estructura teórica pues además de eso deben desarrollar una especial capacidad humana para "despertar el espíritu de colaboración entre los instrumentistas y con ello darle brillantez a la música".

"El director debe saber convencer a la orquesta y obtener su ánimo, para que ésta logre el convencimiento del público", continuó.

Al intervenir en la presentación, Balbi Cotter, primer violín del Cuarteto de Bellas Artes, se refirió al libro de Lozano como "una publicación que lleva al lector hacia la comprensión de la dirección de orquesta como un gran oficio". Mencionó que la preparación del director orquestal "es imprescindible, para lograr la calidad y la unidad de una orquesta".

Para Laszlo Frater, director general del COMEM, "ésta no es una obra literaria de entretenimiento, en cambio, es un manual de dirección de orquesta" y reconoció en el contenido del libro una labor didáctica "muy bien estructurada" para la especialización en esta labor.

En palabras de Miguel Ángel Porrúa, "el contenido de La mano izquierda puede ser mayormente comprensible para quienes están familiarizados con la música" pero al mismo tiempo, "esto lo convierte en un libro de cultura general para aquellos a quienes les guste conocer sobre variados temas".

Directores de orquesta mexicanos

Durante la sesión de preguntas, Frater cuestionó a Fernando Lozano sobre el posible futuro de la dirección orquestal en México, considerando la poca participación y trascendencia de directores mexicanos en concursos internacionales. Lozano contestó que él está seguro de que muchos músicos mexicanos tienen la capacidad y la disciplina para lograr ser destacados o reconocidos en este ámbito, no sólo en concursos sino como artistas en esencia, "lo único que necesitan es impulso, apoyo y espacios, los cuales son ocupados por extranjeros" argumentó. Mencionó que, cuando supo que la dirección de la Orquesta Filarmónica de la UNAM se encontraba a cargo de un extranjero, él procedió a enviar una carta de extrañamiento al rector Juan Ramón de la Fuente, demandando la incentivación y el patrocinio a jóvenes directores mexicanos para incursionar seriamente en esta labor artística. Aclaró que "no es malo que vengan extranjeros a dirgir orquestas mexicanas, pero no es bueno tampoco" si lo que se desea es favorecer este oficio en el país.

Al respecto, Lozano mencionó que la elección de quién dirige una orquesta no debe ser hecha en función "de conveniencias económica y de reconocimiento", por el contrario, "debe invitarse a gente que ayude en la edificación y engrandeciniento de dicha orquesta".

El proceso de edición y publicación

Al respecto del título del libro, Lozano explicó que éste surgió cuando, al lesionarse la mano izquierda, se dio cuenta de la importancia de ésta, pues "aunque podía escribir o comer sólo con la mano derecha, no podía realizar otras actividades como vestirme" comentó al auditorio. En esos momentos fue cuando percibió algo elemental para el ser humano: sin la mano izquierda la mano derecha se inhabilita y "para un director de orquesta esto no es diferente". Fue entonces, cuando decidió nombrar su obra La mano izquierda.

Miguel Ángel Porrúa, fundador del sello editorial con el mismo nombre, platicó al público el proceso de creación de la obra escrita de Lozano. Para él fue el primer libro que publicó después de 20 años en materia de música y el único de dirección orquestal. La edición representó todo un reto por las imágenes y gráficos que debían incluirse.

"Fue una incursión muy interesante, una experiencia de aprendizaje que asumí porque me gusta el saber", comentó.

Porrúa admitió frente a los asistentes su "amor por la palabra escrita y por la música", sin embargo, "a veces, una hermosa pieza musical puede comunicar más y provocar un sentimiento de forma más profunda que un conjunto de letras", finalizó.

Para concluir la presentación, Fernando Lozano agradeció la asistencia al público y la compañía de sus colegas y amigos y comentó que dirigirá una serie de conciertos en Yucatán en los próximos días de septiembre.

Los coeditores de La mano izquierda son la Universidad Nacional Autónoma de México, la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial y Editorial Miguel Ángel Porrúa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres