Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Silencios Estereofónicos

Silencios Estereofónicos

La ópera Jenúfa de Leos Janácek, drama rural sobre infanticidio y redención ambientada en Checoslovaquia en el siglo XIX

Por: Félix Morriña

Inició la vigesimocuarta edición del Festival de México en el Centro Histórico con la presentación de la ópera Jenúfa de Leos Janácek en el Palacio de Bellas Artes la noche del jueves 10 de abril, en una función de gala en la que asistió el jefe del gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubón, e invitados especiales del ámbito cultural.

Leos Janácek fue reconocido tardíamente como unos de los compositores más originales de ópera del siglo XX. Su ópera Jenúfa (estrenada en 1904) un drama rural sobre infanticidio y redención, determinó el inicio de unos de los más extraordinarios florecimientos del arte musical y la elevación del músico en el ámbito internacional.

Jenúfa es una mujer que enfrenta todo tipo de desventuras, incluso la muerte de su recién nacido hijo, por su enceguecido amor hacia el apuesto y sinvergüenza Steva. Es una historia de amor como todas las grandes óperas. En este caso es el amor de Jenúfa por Steva; del amor de Steva a sí mismo; del amor eterno de Laca hacia Jenúfa; e incluso del amor "maternal" de Kostelnicka hacia Jenúfa, su hijastra.

Por lo que se darán cuenta, un buen enredo amoroso europeo en una época con muchas ataduras morales e históricas. Durante tres horas Jenúfa se desenvuelve en este exquisito e intenso drama campesino. La historia se desarrolla en una aldea de la región de Moravia, de la República Checa, a finales del siglo XIX.

El compositor musical de Jenúfa, Leos Janácek, es considerado una de las grandes influencias musicales en los compositores del siglo pasado. Jenúfa es una ópera escrita en tres actos por Gabriela Preissová; dura tres horas con un intermedio. También se presentó el pasado domingo 13 y su última función será el próximo domingo 20 de abril, a las 17 horas en el Palacio de Bellas Artes.

Esta ópera muestra el verdadero carácter de la nación Checa, según los expertos del bel canto y Jenúfa le permitió a Leos Janácek entrar a las salas y teatros de su ciudad natal, Brno, para después llegar a los foros más importantes de Praga. Leos Janácek escribió nueve óperas, pero fue con la tercera, Jenúfa, que pudo persuadir a la exigente audiencia checa.

Jenúfa está basada en el libreto de Gabriela Preissová, quien la terminó en uno de los momentos más trágicos de su vida, al morir su joven hija Olga. Varios años antes había perdido a su único hijo varón, Vladimir, por eso el contexto melodramático de la ópera.

Después del estreno de Jenúfa en Brno, el 21 de enero de 1904, Janácek tuvo que esperar 12 años hasta que la ópera se presentara en el escenario del Teatro Nacional de Praga. Animado por el éxito, Janácek, a los 62 años de edad, se sumerge con entusiasmo en la composición hasta crear más óperas, pero ninguna memorable como Jenúfa.

Para recrear los paisajes campiranos y gélidos se proyectaron imágenes en una pantalla de gran formato en el Palacio de Bellas Artes, lo cual le dio a la escenografía cierto toque de vanguardia, algo que en las óperas algunas veces queda de lado. Contó con la participación de la Compañía Nacional de Ópera, incluido el Coro y la Orquesta del Teatro del Palacio de Bellas Artes, bajo la batuta de Jan Chalupecky.

A México llega esta obra sublime en su versión original, sin cortes, lo cual es plausible porque no hubiera tenido el mismo impacto si presentan la ópera mutilada, tal y como lo hicieron durante la década de los años ochenta en Europa.

Estimados lectores, no queda más que invitarlos a que vayan a la ópera como si fueran a una función de teatro con imágenes muy fílmicas y hermosas voces. La ópera no come, ni mata, ni lastima. La ópera es la expresión más completa de las bellas artes. Anímese.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres