Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Escaramuza

Escaramuza

 

 

De tu arte a mi arte… hay una musa

Por: Polo Castellanos

Cuando llega la musa de la inspiración el artista se pone a pintar, esa es una de las grandes mentiras y mitos que rodean al artista. Las hermosas musas, sí, efectivamente llegan, pero solo cuando el artista está trabajando, porque hay que saber que con todo y la inspiración divina la obra de arte requiere de un proceso creativo que se fundamenta en el trabajo e incluso de una serie de métodos para llevarlo al cabo. Es más, hay musas o musos de carne y hueso que se aparecen solamente cuando el artista cobró y tiene el bolsillo lleno de billetes y hasta le dicen: "oh, maestro". Antes ni las moscas se paraban por su estudio.

También hay quienes piensan que cuando un artista trabaja rápido, le resulta fácil producir "oh, maestrazo", "es usted un genio". A lo mejor dibujó un toro con tres líneas como Picasso o tres inútiles rayones como Dalí, pero nunca se han puesto a pensar que quizás detrás de esos cinco minutos de "genio" hay 40 años de trabajo y más de cien mil apuntes, que hay toda una vida de experiencias y vivencias, de fracasos y aciertos, de ir contra la corriente y de fluir con ella. Incluso hasta de hacerse pendejo en la contemplación, alimento básico de un artista. Oh sí.

Otros piensan que el artista es un huevonazo, que siempre esta de ocioso, que es un parásito de la sociedad, es más "el ocio es la madre de todos los vicios": la sentencia favorita de la Iglesia "así lo dicen las Sagradas Escrituras" en algún versículo. Claro, lo que la Inquisición no nos dice es lo que se lee entre líneas: el ocio también es la madre de la creatividad. ¿A caso Dios no estaba de ocioso antes de crear su obra maestra: el Universo y el hombre?, ¿A caso Newton no estaba haraganeando debajo de un árbol antes de que un manzanazo en el cerebro lo llevara a descubrir la Gravedad? ¿Qué no fue Benjamín Franklin, quien jugando con un papalote, casi se electrocuta metiendo sus dedos en los hoyitos del contacto del Universo? ¿qué no fue Julio Verne quien contemplando la luna, escribió una de las novelas más maravillosas de la ciencia ficción, aunque la NASA no la entendió bien y casi pierde el Apolo XIII?

Bueno, hay quienes piensan que los artistas son unos bohemios, ebrios, drogadictos y muertos de hambre. Chin. Es más, "cuidado, están bien locos" o "ese novio no te conviene mijita, se van a morir de hambre". Varios de los más grandes mitos. Y se los debemos a los Poetas Malditos, a las borracheras de los impresionistas, al uso de sicotrópicos y heroína en los años sesenta-setenta y a los trastornos mentales de Van Gogh. Chin, otra vez. Lo de los muertos de hambre se lo debemos de agradecer al Capitalismo. Mentiras, hay más drogadictos y ebrios entre las cúpulas del poder que todos los artistas juntos del planeta. Lo de bohemios, es una absoluta y contundente verdad, los artistas somos libres, así que no confundamos bohemia con borrachera. Lo de "locos" no es más que una justificación mediocre de la ignorancia. Pero aún así, gracias a todos estos "locos", "ebrios", "drogadictos", "bohemios", "muertos de hambre", "ociosos" y "huevones" tenemos computadoras, viajamos al espacio, tenemos autos, disfrutamos de un buen libro, podemos ir a un museo, al cine, tenemos colgada en el comedor de nuestras viviendas al menos la "Última Cena" o a la Virgen de Guadalupe, vemos televisión, tenemos una casa dónde resguardarnos de la naturaleza, usamos una corbata, andamos en bicicleta, buceamos, nos comunicamos a través de distintos lenguajes, disfrutamos de la música, podemos cortejar a la novia o al novio como buenos Cyranos de Bergerac, etcétera. Gracias a los artistas y a los científicos somos lo que somos.

Y la mata sigue dando, hay sujetos que suponen que los artistas que son socialistas y leen los escritos del Comandante Che Guevara, les da pose como artistas, que ir vestidos de una u otra manera también. Es decir, en pleno siglo XX o XXI (no voy a discutir) todavía hay quienes piensan que hay una serie de elementos que esteriotipan al artista, el más grave: la ideología, "es un pinche comunista" es "un burgués al servicio del Estado". Bueno, los hay: comunistas, anarquistas, socialistas, burgueses, capitalistas, fascistas, etc. y los mediocres que ni siquiera llegan a eso. Ya de por sí, muchos de los estereotipos para los artistas salen del mismo Sistema para vetarlos, sobre todo si son luchadores sociales, pero que salgan de quienes se creen artistas, es una vergüenza. El arte no tiene ideología, ni sexo y el artista simplemente es o no es.

Pero la realidad es otra, muy diferente de los mitos y suposiciones que emanan "analíticamente" del pensamiento de los especialistas y los profanos. De entrada los artistas no somos fenómenos del circo de nadie, somos seres humanos al igual que todos, con las mismas necesidades biológicas, tenemos sexo, nos bañamos, comemos, vamos al baño a obrar bien o mal aunque nos salgan hemorroides. Tenemos familia al igual que todos y nos reproducimos últimamente como conejos. Ya hay artistas por todos lados. Y lo más importante trabajamos como todos y mucho más de lo que parece. Ya que aunque parece mentira, el artista para generar una obra necesita de toda una serie de elementos y de un campo de conocimiento, de tecnología, de experiencia, de aprendizaje y de análisis, que aunque lo haga intuitivamente, lo hace.

Muchos de los aspectos del campo de conocimiento que abarca el arte son entre otros su lenguaje, su gran variedad de técnicas directas o indirectas que van abarcando una amplia gama de aspectos de carácter científico y tecnológico como el uso de herramientas que van desde los medios electrónicos, hasta las tradicionales como el pincel, el cincel y el martillo, la gubia y el buril, la pluma, el cuerpo mismo, etcétera.

Todos estos aspectos nos obligan a abordar necesariamente una serie de métodos para abordar nuestros campos de conocimiento. Desde el punto de vista analítico debemos de partir de lo particular a lo general para poder explicarnos un fenómeno, por mencionar uno.

Analizar desde la perspectiva del contexto histórico-político-social, por ejemplo, es un elemento de gran importancia para la creación de imágenes, le da las bases para la realización y su lectura, y que de alguna manera determinan también las formas, técnicas y condiciones de producción: a quién me voy a dirigir, cuál es el discurso, cuales son las técnicas más adecuadas, qué herramientas se deben utilizar, cómo se debe de abordar el tema para lograr el objetivo, qué imágenes se van a utilizar para lograrlo, la composición, hasta llegar a la obra como un todo.

Y evidentemente, lograr una síntesis de todos los aspectos que van a intervenir en el trabajo plástico para lograr el objetivo.

En términos generales, el campo de conocimiento de las artes visuales, y donde el artista tiene que indagar, no se reduce a uno sólo sino que abarca también otros campos. En este sentido, el artista, se convierte en un investigador que abarca varias disciplinas. A parte de la cuestión creativa o la inventiva, se vuelve una especie de historiador, sociólogo, antropólogo, comunicólogo, científico, politólogo, semiólogo, bueno, hasta detective, etcétera, que sin ser especialista, ni mucho menos, necesita invariablemente recurrir a estos campos del conocimiento del humanismo y la ciencia y claro está, a otras áreas del arte. Así, de alguna manera, el artista se vuelve multidisciplinario. En un investigador constante. Por supuesto necesita de la experiencia personal, de la vivencia cotidiana, de las sensaciones que nutren todas las artes a cualquier individuo, de la contemplación y el juego, del OCIO, que es lo mismo dicho elegantemente. Tirarse de huevón en un camellón de la ciudad a analizar "¿cómo voy a aterrizar todo esto?, ¡adiooós guapa!".

Por eso cuando las divinas musas de la inspiración llegan, hay que festejar con ellas, porque quiere decir que vas por la ruta correcta. Y cuándo se aparezcan los mercachifles que creen que sólo las musas son las que iluminan a los artistas y salen con toda esa sarta de estupideces sobre nosotros, hay que explicarles, en pocas palabras: "de tu arte a mi arte, prefiero miarte".

 

Comentarios: polocastellanos@gmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres