Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Una mirada plástica

Una mirada plástica

 

Malinche: fusión de dos Culturas. El Origen

Por: Paul Achar

 

Comienzan los preparativos de una interesante muestra con el tema de la controversial Malinche, que se inaugurará en el último trimestre del presente año en el Museo de Arte de Azcapotzalco, para posteriormente presentarse en diversos espacios del Estado de México y Morelos.

Quiero hacer un análisis previo sobre este importante personaje de la historia de México y del contexto histórico.

Es importante mencionar que la conquista de México constituyó el choque de dos imperios, imaginativos e ingeniosos. Pese a sus diferencias tenían mucho más de lo que creen en común. Hay que tomar en cuenta que los dos utilizan un sinnumero de artículos religiosos, eran pueblos guerreros y conquistadores que utilizaban la fuerza, la crueldad para subyugar a otros pueblos y así dominarlos; los dos amaban la cultura y los ceremoniales y finalmente, fue un encuentro entre dos mundos que dio inicio a un nuevo pueblo.

Y ¿quién era la Malinche, Malintzin o Doña Marina? se cuenta que era parte de la clase alta de la sociedad, lo cual se sabía porque sólo se le aumentaba la terminación tzin a los altos jerarcas. Ella fue cedida como esclava en territorio maya después de una guerra entre un grupo de mayas y aztecas, Malintzin fue parte del tributo que se entregó al ganador como marcaba la tradición de aquellos tiempos. Ella apenas era una niña cuando sucedió y eso le dio la posibilidad de manejar las dos lenguas, la materna que era el náhuatl y la de sus nuevos amos, el maya.

Asímismo fue entregada a Hernán Cortés el 15 de marzo de 1519 por los caciques de Tabasco, junto con otras 19 mujeres, algunas piezas de oro y un juego de mantas. Después fue bautizada y regalada a Gonzalo Portocarrero, uno de sus capitanes. Cuando Cortés descubrió que ella dominaba el náhuatl, la comienzó a utilizar como interprete del mismo al maya, ya que Jerónimo de Aguilar, que era un español cautivo que aprendió el maya, fue rescatado por Cortés y gracias a estos dos interpretes se abrió un dialogo entre los aztecas y los españoles hasta que la Malintzin aprendió el castellano. En ese momento ella se convirtió en la única interprete entre ellos.

No debe haber duda alguna de que, más allá de su servicio como intérprete, Malintzin asesoró a los españoles sobre las costumbres sociales y militares de los nativos, y posiblemente realizó también tareas de lo que hoy llamaríamos de "inteligencia" y "diplomacia", jugando un papel muy importante durante la primera parte de la conquista.

Ella logró hacer la fusión entre las dos sangres teniendo un hijo de Cortés de nombre Martín.

Cabe mencionar que hoy en día es muy difícil creer que existe sangre pura dentro de nuestro país ya que estamos inmersos en una vorágine de razas y credos que se funden en el crisol de nuestro México día a día.

Y no olvidemos que la conquista no ha terminado. Ya bien lo dijo Camilo José Cela "la historia tiene ya el número de páginas suficientes para enseñarnos dos cosas: que jamás los poderosos coincidieron con los mejores, y que jamás la política (contra todas las apariencias) fue tejida por los políticos (meros canalizadores de la inercia histórica)".

Los invitamos a que estén pendientes de esta exposición que está preparando la Fundación Summa de Talentos A. C. Así como de una serie de exposiciones de personajes que han forjado nuestra historia.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres