Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

El instante eterno de Bresson

El instante eterno de Bresson

Hace 98 años nació el creador de las images à la sauvette

Silvia Márquez / Toluca

 

"Fotografiar es una manera de vivir. Es poner la cabeza, el ojo y el corazón sobre un mismo eje". De tal manera definía su profesión Henri Cartier-Bresson, el padre del fotorreportaje y uno de los fotógrafos más importantes de los últimos dos siglos.

Cartier-Bresson nació en Chanteloup, Seine et Marne, Francia el 22 de agosto de 1908, hace 98 años.

Su familia, perteneciente a la burguesía francesa, se dedicaba al manejo de una empresa textil, por lo que el pequeño Henri, desde los 5 años de edad, tuvo contacto con la pintura, siendo este su primer acercamiento con el arte y el sentido de la estética.

Sus estudios los realizó en el Lycée Condorcet de París, pero no llegó a graduarse. A la par, continuó con la pintura y en esa época tiene como maestro al pintor cubista Andre Lhote. Su entrenamiento en la pintura le exigió pulir su conocimiento visual del entorno, mismo que ase vería reflejado posteriormente en sus fotografías.

Tuvo un importante acercamiento con la élite cultural y artística de la época, por lo que se relacionó con artistas, escritores, poetas y pintores como Gertrude Stein, Rene Crevel, Max Jacob, Salvador Dalí, Jean Cocteau y Max Ernest. Dicho conocimiento del surrealismo, hace que Bresson se sienta atraído por el movimiento, pero sobre todo por los conceptos de Andre Breton quien lo hizo comprender el papel de la expresión espontánea y la intuición.

El fantasma de la guerra

En 1929 Bresson realizó el servicio militar y a su regreso parte hacia Camerún. Ese viaje marcó el primer punto decisivo en su vida, el quiebre de las tradiciones y de todo lo que le era familiar. Luego de revelar las fotografías de su viaje por Africa pierde su intenso deseo de pintar y compra su inseparable cámara Leica, con lo que comenzó una nueva aventura tras la lente. Como él mismo lo explicó, "el aventurero en mi se sintió obligado a testificar, con un instrumento mas rápido que el pincel, las cicatrices del mundo".

Sus primeras fotografías se expusieron en la Galería Julien Lévy de New York y después en el Ateneo de Madrid. Además son publicadas en Arts et Métiers Graphiques.
En 1934 visitó nuestro país México para realizar un proyecto etnográfico patrocinado por el gobierno mexicano. Debido a problemas burocráticos el proyecto no se realizó, pero Bresson continuó en el país por un año más, siguiendo con los retratos de la gente y situaciones en México hasta que expuso sus fotografías en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México.
Después de una estancia en Nueva York, regresó a Francia donde empezó a trabajar para varias revistas y periódicos como reportero gráfico, hasta que en 1940 fue llamado a las filas del ejército francés para la Unidad de cine y fotografía durante la Segunda Guerra Mundial. Fue prisionero de los alemanes por 35 meses, pero logró escapar de la prisión de Wuttemberg y regresó a París, donde organizó la filmación y fotografió la ocupación y liberación de París en el documental "Le retour".

En 1946, luego de finalizada la guerra, vuelve Nueva York, donde el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) había organizado una exposición póstuma al creele muerto en la guerra. "En Estados Unidos me daban por muerto y preparaban una exposición póstuma sobre mi obra. Me entero a tiempo y corro a ayudarles en la selección; ante su sorpresa, el hombre al que se disponían a enterrar estaba allí de cuerpo presente".

Un año después, fundó la agencia cooperativa de fotografía, convirtiéndose en la primera del mundo. Junto a Robert Capa, David Seymour y Georges Rodger, "Magnum Photos" tomó forma y se dedicaron a recorrer el mundo siendo considerado uno de los reporteros más importantes de su época. "Nos lanzamos a la idea para poder hacer lo que queríamos, para trabajar en lo que creíamos y no depender de que un periódico o una revista nos encargara una cosa. No queríamos trabajar por encargo y pensamos que si nos organizábamos podríamos tomar nosotros la iniciativa".

En 1955, por invitación expresa del Museo de Louvre de París, fue el primer fotógrafo que expuso su obra allí.

Abandonó en 1966 la agencia Magnum, aunque conservó bajo su custodia sus archivos fotográficos. Regresó al dibujo y la pintura, pero la fotografía siguió estando presente, ya que para él significaba "en un mismo instante, el reconocimiento simultáneo de la significación de un hecho y de la organización rigurosa de las formas, percibidas visualmente, que expresan y significan ese hecho".
Después de que sus imágenes recorrieron todo el mundo, Henri Cartier-Bresson, murió el 2 de agosto de 2004 en su casa veraniega de Céreste (Alpes-de-Haute-Provence) a los 95 años.

Les images à la sauvette

La expresión francesa "à la sauvette" (a toda prisa) fue traducida al inglés como "the decisive moment" y así fue como quedó reducido a dos palabras el legado de Bresson:' 'instante decisivo".

En sus fotografías quedó plasmada la máxima que formuló el francés: ''S'oublier, oublier l'appareil, etre vivant, regarder" (olvidarse, olvidar el aparato, estar vivo, observar) lo que deja ver entre disparo y disparo de la cámara fotográfica, la tensión entre el dibujo y la fotografía. "En mi opinión, hay un punto de partida para el dibujo y la fotografía: el acto de mirar, pero a partir de ahí se separan. El dibujo es una elaboración de la realidad, mientras que la fotografía es un momento supremo captado en un solo plano. A fin de cuentas, la foto en si misma no me interesa en absoluto. Lo único que quiero es retener la realidad una fracción de segundo".

***

"Quiero utilizar esos recuerdos del pasado como objetos extraños, medio enterrados, venidos de otro tiempo, objetos dotados de una curiosa resonancia, portadores de información, de mensajes deseados o no, reales o no. Objetos que molestan, que cuentan, que se hacen los muertos y que a menudo justifican el interés que uno les dedica. Quisiera hacer un fotofilm, establecer un diálogo entre el movimiento de la cámara y el gel de la imagen fija, entre el presente y el pasado, el interior y el exterior, el adelante y el atrás".

Henri Cartier-Bresson

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Jean Phillipe D´sailes -

Magnífico artículo, bien llevado y coherente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres