Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

SILENCIOS ESTEREOFÓNICOS

Mercedes Ferrer, una artista comprometida con Hispanoamérica a través de la música y letras socioculturales

 

Por: Félix Morriña

Ella es activista sociocultural hispanoamericana, cantautora de sentimientos encontrados, literata de historias reales con altas dosis de ficción, y sobre todo, una mujer comprometida con su entorno, su vida y el respeto al derecho humano y a la existencia.

Nos referimos a la cantautora española Mercedes Ferrer, quien ayer ofreció un concierto en el Salón Tarará de la Ciudad de México (Madero 39, Centro Histórico). Abrieron dos agrupaciones noveles que interpretarán material de Los Héroes del Silencio y Enrique Bumbury. La Ferrer subió al escenario pasadas las siete de la noche.

Es precisamente el espigado y ególatra cantante zaragozano Enrique Bumbury quien dio a conocer por tierras mexicanas a Mercedes Ferrer hace más de una década, cuando se le preguntaba a quién podría recomendarnos oír de su país que tuviera algo que decirnos más allá del rock cantado en la Lengua de Cervantes.

Lo malo es que nunca pudimos conseguir fácilmente los materiales discográficos de Mercedes Ferrer en las tiendas departamentales, casas disqueras, ni en el Tianguis del Chopo. Sólo sabíamos de ella por amigos que tuvieron la oportunidad de visitar España o a través de la Internet años más tarde.

La espigada y bajita cantante de ojos azules realizó un recorrido por medios de comunicación locales, en la que platicó que fue corista de Bumbury durante la gira del disco "Bumbury-Freak Show", en donde tuvo la oportunidad de hacer más contactos para iniciar una gira por su cuenta cantando sus verdades y opiniones respecto a todo lo que significa vivir en el mundo de habla hispana.

Cabe destacar que en 1989, Mercedes Ferrer conoció a la viuda de John Lennon, Yoko Ono, gracias a un concierto homenaje al creativo de The Beatles en la Sala Zeleste de Barcelona, España. Tan bien salió la actuación de Mercedes Ferrer que Yoko la invitó viajar a Nueva York y le permitió tocar algunas canciones en el piano blanco de John Lennon, donde el maestro compuso "Imagine".

Después de esta experiencia, Mercedes decide trasladarse a Manhattan donde permaneció hasta 1993. Se quedó en Nueva York para ampliar sus estudios musicales en The New School y para tocar en pequeños foros del East Village.

Una vez segura de sus conocimientos se traslada a Los Angeles, California para involucrarse con varios músicos con lo que colabora en maquetas diversas para componer lo que sería el tercer trabajo discográfico: "Imán".

Es precisamente en Los Angeles, cuando Mercedes Ferrer tiene contacto con la idiosincrasia mexicana al convivir con nuestros connacionales e interesarse a fondo por sus usos y costumbres, a la vez que por su política, sus crisis económicas y su pasado histórico-prehispánico.

En la Plataforma de Mujeres Artistas comprometidas culturalmente que buscan la justicia y la paz social en el mundo, Mercedes realiza en el 2004 giras por toda España y hace un viaje al territorio palestino de Cisjordania, donde actuó en el Teatro de Ramallah, en Belén y visitando la zona de Qualquilia y la ciudad de Nablus, en el que la audiencia queda convencida que sólo la música y respetando a los demás podría ser más tolerante el mundo, aunque sea demasiado tarde para salvarlo, gracias al calentamiento global.

En México, Mercedes Ferrer actuó ese mismo año en el Zócalo capitalino, dentro del Festival contra el Femenicidio en Ciudad Juárez con excelentes resultados. También participó en un concierto con los mismos ideales en el Teatro Benito Juárez de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Perfil de sensible piel

Nacida en Madrid hace 42 años, esta cantante y compositora ibérica ha estado en activo desde los primeros años de la década de los ochenta. Perteneció a las bandas francesas Zero Divide y Corazón Rebelde. Realizó estudios diversos en la Universidad Sorbona de París. Lideró la agrupación Spanish Harlem hasta mediados de 1984.

Poco tiempo después perteneció al grupo La Llave al lado del bajista Fernando Illán, el guitarrista José Romero y el saxofonista Arturo Soriano con quienes ganó el VIII Trofeo Rock Villa de Madrid en 1985. En ese periodo fueron teloneros de The Cure, Creole and The Coconuts y The Smiths.

La carrera solista de Mercedes Ferrer inició en 1986. Su primer disco salió bajo el nombre de "Entre mi sombra y yo" (Epic-CBS), con la producción de Sergio Castillo y Carlos Narea. Dos años más tarde sale su segundo disco "Tengo todas las calles" para el mismo sello discográfico. Esta producción fue realizada en Londres, Inglaterra por Sean Lyons y Richard Spellman.

La Ferrer imaginativa y rebelde se muestra en las presentaciones promocionales del disco, gracias a los temas "Alerta, se dueño de ti" y "Tela de araña", el cual canta a dúo con Rafa Sánchez, el líder de la banda española La Unión. La que da título al disco "Tengo todas las calles" es considerada la canción más emblemática de ese periodo.

Después de su aventura por la Unión Americana , Mercedes Ferrer regresó a España en 1991 para grabar lo que sería su tercer disco "Imán" (Dro-Gasa), en el que incluye las canciones "El árbol de la magia" y "Cárcel del amor", las cuales se convierten en el sello de la cantante en ese momento.

A finales de 1993, en Madrid montó una banda con el guitarrista Pedro Andrea, el bajista Billy Villegas, la cantante Inma Crespo y el baterista Vicente Clement. Un año más tarde graba "Tiempo futuro" (Dro-Time Warner), del que se desprende el sencillo "Mueve la máquina" y tiempo después la rola "Intermedio", el segundo sencillo que se convierte en una de las rolas más escuchadas de la radio ibérica y de países latinos como Colombia, Argentina, y por supuesto, México.

"Tiempo futuro" es el único disco que se consiguió en México en aquella época, pero no tuvo la debida difusión y se perdió en las tiendas de discos sin éxito, por lo cual todos los que ahora estamos interesados no pudimos enterarnos de lo que ella hacía. De hecho no se consigue esa material en la actualidad.

Para 1997, Mercedes saca al mercado "Generaciones" (Dro-East West), un compilatorio que incluye además canciones nuevas como "Adiós" y "Carretera sin fin", ambas compuestas con Pedro Guerra. Claro que en este disco están las canciones antes mencionadas en los párrafos arriba, puesto que se trata de un disco recopilatorio.

En "Generaciones" Ferrer metió la canción "Vivimos siempre juntos" compuesta con el integrante de Mecano, Nacho Cano, quien promovió a Mercedes a la menor provocación en los medios de comunicación ibéricos. Él dijo que Mercedes Ferrer es una cantante fuera de serie, con un registro que puede atrapar a cualquiera desde la primera escuchada.

"Tiempo real" (Karonte-El Europeo, 2003), es el disco que siguió, un proyecto independiente producido por la cantautora y Ciril Vidal en el que fusionaron elementos electrónicos con acústicos y letras de contenido social comprometidas con el entorno sociopolítico hispanoamericano.

El año pasado, la compañía discográfica Dro-Atlantic edita un disco recopilatorio de Mercedes Ferrer que abarca una década de trabajo creativo bajo el título "Intermedio 1986- 2006" , en el que destaca la canción "Madrid despierta" a dúo con Carmen París, composición inspirada en los atentados terroristas del 11-M. También están "Sigue brillando en mi" y "Fantasía", la canción que Enrique Bumbury incluyó en su disco "Bumbury Freak Show", sólo que en una versión acústica.

"Intermedio 1986- 2006" , es el disco motivo de la reciente visita de Mercedes Ferrer a México y donde sus nuevos escuchas, como los pocos seguidores que pueda tener en el país, estarán atentos a su desenvolvimiento sobre el escenario del Salón Tarará. Después de este recital, Mercedes Ferrer volverá a España para cumplir con algunos compromisos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres