Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Un lago encantado, ballet y magia

Un lago encantado, ballet y magia

El Ballet Nacional de Rusia despertará el misticismo ruso el próximo 7 de junio en punto de las 19:30 horas en el Teatro Morelos de Toluca

Por: Silvia Márquez / Toluca

Una amplia gama de emociones humanas se despiertan en las primeras notas del melancólico y misterioso tema en voz del oboe. El telón está arriba y el escenario muestra los jardines de un palacio lejano en el que la fiesta por el cumpleaños del príncipe Sigfrido anuncia el inicio de la historia de Vladimir Begichev y Vassily Geltzer.

El ballet más exitoso en la historia de la danza clásica, "El lago de los cisnes", es la síntesis de los ideales e inquietudes del romanticismo; fantasia, clima legendario, misterio, redención por el amor, fatalidad, idealismo y desmesura, son los temas que juegan entre los movimientos de etéreos bailarines.

El Ballet Nacional del Rusia se presentará en el Teatro Morelos de Toluca el próximo 7 de junio a las 19:30 horas. En ese momento el público podrá constatar la riqueza de la producción y, al mismo tiempo, apreciar de primera mano la calidad de los artistas sobre puntas.

Dicha compañía fue creada por Irina Tichomirova, quien unió a las principales figuras de los cuerpos de baile del Bolshoi, Kirov y Stanislawsky hace 25 años. Desde entonces, están bajo la dirección del ex solista del Ballet Bolshoi, Viacheslav Gordeev, quien ha llevado al Ballet Nacional de Rusia a ser uno de los mejores del mundo y recientemente condecorado por la Asociación de Empresarios de Europa de Oeste como la mejor compañía de Ballet de Europa.

Los más de 50 solistas del Ballet, logran hechizar al público de los diferentes países que han visitado como México, Taiwán, China, Gran Bretaña, Australia, Irlanda, Alemania, Francia y Estados Unidos, entre otros. El mes pasado, la compañía ofreció una gira en China, país anterior a México, donde se encuentran desde el 15 de mayo.

En su sexta visita a nuestro país, el Ballet ya demostró la fuerza emanada del arte ruso en la Ciudad de México, Puebla, Jalapa, Veracruz, Coatzacoalcos, Villahermosa, Orizaba, Guadalajara, Zamora, Querétaro, Morelia, Aguascalientes, Chihuahua, Torreón, Saltillo y San Luis Potosí. Ahora el turno llega a Toluca antes de cerrar la gira en el Distrito Federal, Monterrey, Mérida y Campeche.

En conferencia de prensa, los organizadores del evento, Sergei Sokolov, Adriana Rodríguez, directora de la casa hogar Providencia, y Claudia Llera, informaron que la presentación promete ser de primer nivel pues contará con la presencia de los principales bailarines del Ballet, además de tener las escenografías elaboradas artesanalmente por pintores rusos y el vestuario original que marca la tradición de dicho país.

Asimismo, en esta ocasión, al Ballet Nacional de Rusia se unirán niñas bailarinas de Toluca que pertenecen a la Instituto de ballet clásico "Sokolov".

Cisnes en el lago

A finales de 1800, Tchaikovsky aceptó el proyecto para componer la música del ballet "El lago de los cisnes". Según Rimsky-Korsakov, Tchaikovsky aceptó el proyecto, porque "necesitaba dinero, y hacía tiempo que deseaba tratar de componer música de ese tipo".

La primera presentación de "El lago de los cisnes" tuvo lugar en el Teatro Bolshoi de Moscú, el 4 de marzo de 1877 y resultó un fracaso.

Tchaikovsky, debido al poco interés que su despertó su composición, volvió la espalda a la danza y no escribiría más música para ballet hasta 1890, cuando "La bella durmiente del bosque" se presentó en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo y dos años más tarde "El Cascanueces".

La historia original de "El lago de los cisnes" se divide en cuatro actos. Ahora, en Toluca, la obra presentará cuatro cuadros en dos actos.

En el primer cuadro seremos testigos de la fiesta del príncipe Sigfrido, donde la Reina Madre le entrega un arco de caza, recordándole que ya se encuentra en edad de desposarse. Para esto, ha invitado a cinco princesas que le serán presentadas al día siguiente en el baile que se ha dispuesto en su honor. Entre ellas, deberá elegir esposa. Sigfrido acepta la noticia con desagrado. Al caer la noche, Benno un amigo del príncipe, descubre que una bandada de cisnes sobrevuela los jardines. Sigfrido, fascinado por esta inesperada aparición, toma su arco y en compañía de algunos nobles se dirige hacia el bosque

siguiendo el vuelo de las aves.

El segundo cuadro sorprende al príncipe persiguiendo a los cisnes, hasta llegar a orillas de un lago, donde se levanta el castillo del mago von Rothbart. Cuando Sigfrido se dispone a disparar con la ballesta a un cisne blanco, observa con sorpresa que el ave se transforma en una bella joven: se trata de Odette, una princesa hechizada por von Rothbart. Antes de que ella pueda advertir al príncipe sobre los peligros que le acechan, se presenta el mago que ha presentido la amenaza que se cierne sobre su maleficio. Sigfrido intenta atacarlo, pero Odette se interpone, implorándole que desista de su propósito, ya que la muerte del hechicero implicaría también su muerte y la de los demás cisnes que pueblan el lago. Fascinado por la belleza de Odette, Sigfrido la sigue, jurando amarla eternamente. La princesa comprende entonces que ha llegado el hombre que podrá liberarla del fatal hechizo. Los cisnes desaparecen, volando hacia la luz del amanecer.

El inicio del segundo acto abre con el tercer cuadro donde en el gran salón del castillo todo está dispuesto para iniciar el baile. Anunciadas por los heraldos aparecen las cinco princesas con su séquito. El príncipe baila con cada una de ellas, pero sus pensamientos están lejos de la realidad. La reina, preocupada por la indiferencia de Sigfrido, lo obliga a elegir a la doncella que prefiera como esposa, pero un heraldo anuncia una inesperada visita: el mago von Rothbart, quien, bajo el aspecto de un noble caballero, presenta a su hija Odile, una nueva pretendiente. Sigfrido queda impresionado por la enigmática mujer que le recuerda a Odette. Odile toma su lugar junto a las demás princesas y baila con el príncipe, quien a presenta a la reina como la esposa elegida. Von Rothbart exige al príncipe un juramento de fidelidad. Sigfrido lo pronuncia con firmeza. Odile y el hechicero descubren su engaño a Sigfrido, quien advierte desesperado que traicionó el amor de Odette, y corre al bosque a su encuentro para pedirle perdón.

Al final de la obra, los cisnes tratan de infundirle ánimo a la desolada Odette. La joven sabe que todo se ha perdido y que no recuperará ni su amor ni su forma humana. El príncipe Sigfrido llega al lago decidido a alcanzar el perdón de Odette y se enfrenta, poniendo en riesgo su propia vida, a la maldad y el poder hechicero de von Rothbart. La valentía que motiva el verdadero amor que Sigfrido siente por Odette, se transmite a todos los cisnes y juntos enfrentan al oscuro poder. Sigfrido conduce a von Rothbart a las tinieblas eternas. Finalmente, el amor destruye el hechizo. Al amanecer, las doncellas dejan de ser cisnes; Odette y Sigfrido se unen para siempre.
"El lago de los cisnes" significa el renacimiento del ballet romántico, que tuvo auge entre 1830 y 1850, y cuyos mayores exponentes fueron "La Sylphide y "Giselle", todos basados en una concepción romántica que presenta un conflicto emocional: el amor entre un hombre mortal y un ser sobrenatural. Además, conjunta la belleza escénica y las dificultades técnicas que poco a poco se añadieron a la obra. Por ejemplo, en las primeras presentaciones del ballet, el doble personaje de Odette/Odile estuvo a cargo de la bailarina italiana Pierina Legnani, quien tuvo oportunidad de demostrar su brillantez técnica e intenso dramatismo, al implantar en el Pas de deux de "El Cisne Negro" el uso de los dinámicos treinta y dos fouettés (giros sobre una pierna, impulsándose con la otra), que hicieron historia, y que, hasta el presente, son el patrón usado por el público para medir el virtuosismo de la bailarina.

El lago... en Toluca

La historia se conjuntará el 7 de junio en nuestra ciudad. Las notas de Tchaikovsky, la escenografía, el vestuario y el talento de los bailarines rusos serán el pretexto ideal para asistir a un espectáculo de esta magnitud.

Cabe mencionar que el 50% de lo que se reúna en taquilla será donado a la casa hogares "Providencia".

Los boletos ya están a la venta por Ticketmaster y en la escuela de ballet "Sokolov", con precios que van desde 650 hasta 200 pesos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

brisa -

Esta muy interesante su pagina saludos

christian -

Hola, quisiera saber si alguien fue para que de una reseña, o que den comentarios para ver quetal estuvo, gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres