Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Escaramuza

Escaramuza

Los artistas mexicanos, un grupo vulnerable

Por: Polo Castellanos
 

Resulta alarmante la situación de los artistas en nuestro país según un informe del Observatorio Mundial para el Estatus del Artista de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO. Los artistas mexicanos practicamente viven en el hoyo, según el balance México ocupa uno de los últimos lugares (para variar) en atención al artista, muy por debajo de paises como Cuba que, pese al bloqueo y la estigmatización del socialismo, se mantiene firme y a la vanguardia en materia de salud y cultura. 
 

Pero como no va a ser cierto si nada más hay que ver el apabullante informe sobre cultura que se presentó el primero de septiembre y en el que inevitablemente a varios se nos reventó un oido de la pura carcajada. Sobra decir que además de vergonzoso y ante todos los síntomas de enfermedad que padecen las políticas culturales, la demagogia impere en todos los ámbitos. 
 

La cultura resulta ser uno de los temas más escabrosos para nuestros políticos y gobernantes. ¿Por qué? quién sabe, ni las divinas musas de la inspiración se explican como razonan estas dos especies. Lo que es un hecho concreto es que la ignorancia que ronda a nuestra clase política parece ser el común denominador, bueno, hay quien todavía cree que el arte y la cultura son lo mismo, que un artista plástico es un especie de obrero que trabaja en alguna fábrica de polímeros y que un artista es el que enseña sus atributos físicos y los del cirujano plástico en el canal de las estrellas. 

La triste realidad es que los artistas mexicanos viven en las peores condiciones incluso peor que un obrero que recibe un salario mínimo. No cuentan con seguridad social, con un sistema de pensiones, salarios, prestamos, no son sujetos de crédito, ni reciben los beneficios de ley que tiene cualquier trabajador y más grave aún, tampoco participan de las políticas culturales que se crean para ellos. Ni qué decir de los sistemas de becas y apoyos económicos que son una verdadera limosna comparada con los recursos que destinan las instituciones culturales para sostener su aparato burocrático y la ilimitada prepotencia con la que los funcionarios atieneden a los artistas . Instituciones dirigidas por verdaderos profesionales de la usura, en las que contadorcillos sin escrúpulos son los que deciden las partidas presupuestales a su antojo. Qué pena. 

Como decía Jim Morrison “nadie sale vivo de aquí”. También las autoridades locales y federales son cómplices de este atropello. Cuando se llega concretar algún proyecto (porque siempre hay “buena voluntad”) los recursos pueden tardar meses si no años. Como dice el Son de la Negra: “Negrita de mis pesares… a todos diles que sí pero no les digas cuando, así me dijiste a mí por eso sigo penando”. 

Sin embargo, en estos últimos años y a través de un largo debate y una larga, pero muy larga lucha que han llevado los artistas, parecen verse algunos rayos de luz en esta larga noche. 

En meses anteriores se presentaron ante el pleno de la cámara varias iniciativas de reforma constitucional sobre la materia y gracias a la presión de las distintas sociedades autorales aparentemente van por buen camino. Una de ellas, presentada por los artistas plásticos del Movimiento de Muralistas Mexicanos y la Sociedad Mexicana de Autores de las Artes Plásticas contempla elevar la investigación artística a rango constitucional, específicamente al artículo tercero de nuestra Constitución y que de aprobarse, la cultura en México tomaría otro giro. Los artistas finalmente tendrían el estatus que merecen y la aportación de estos al desarrollo nacional no tendría límites. 

Hay que tomar en cuenta que la cultura aporta casi el 8% del Producto Interno Bruto, casi a la par del sector turismo y que a cambio recibe menos del 0.08%. y que la verdadera imagen de México en el mundo son sus artistas y su cultura, no sus burócratas. Son los artistas y la cultura los que fomentan el turismo, los que representan a México en los foros y certámenes internacionales. Son los que generan divisas. ¿Cómo es posible que en su propio país se esten muriendo de hambre?. ¿Hasta cuándo tendremos que soportar las políticas demagógicas sobre cultura, políticas que solo fomentan la fuga de cerebros y la cruda realidad de un país que no tiene escrúpulos en materia cultural?.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres