Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Silencios Estereofónicos

Silencios Estereofónicos

La UNAM obtiene el galardón de Patrimonio Mundial de la Humanidad durante su aniversario 456

Por: Félix Morriña

El pasado viernes 21 de septiembre, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) cumplió 456 años de su fundación y lo celebró con la designación de un área de su campus como parte de la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad que otorga la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), al recibir de manos del director general de ese organismo, Koïchiro Matsuura, el pergamino oficial que acredita dicho reconocimiento.

El mencionado director de la Unesco entregó el documento al rector Juan Ramón De la Fuente en una emotiva ceremonia celebrada en el campus de la UNAM.

Los dos funcionarios dieron a conocer una estampilla postal conmemorativa y develaron una placa alusiva al reconocimiento en la que se lee: "Campus Central de la Ciudad Universitaria de la UNAM. Patrimonio Cultural de la Humanidad".

Un espectáculo de juegos pirotécnicos y una exposición fotográfica sobre la construcción del campus acompañaron la celebración con la que dieron inicio los festejos conmemorativos.

La UNAM, fundada el 21 de septiembre de 1551, es "un organismo vivo y dinámico", sostuvo De la Fuente. Por su parte, Matsuura recordó que en la UNAM "están plasmados muchos de los profundos valores de excepcionalidad del arte mexicano" y es la "más grande exponente de la educación en México", indicó.

Al ser inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, la CU "forma parte del selecto grupo de universidades del mundo consideradas como Patrimonio Cultural de la Humanidad, junto con la de Alcalá de Henares, en España, y la Universidad Central de Venezuela, en Caracas", destacó el centro académico universitario.

El reconocimiento incluye el primer circuito universitario, inaugurado en 1952 (entre los pocos patrimonios mundiales modernos) y sus más de 50 edificios dentro de la llamada zona núcleo, de 176.5 hectáreas, lo cual representa el 25 por ciento de las 730 hectáreas que comprende el campus universitario. La Ciudad Universitaria de la UNAM, que ingresó en la lista del Patrimonio Mundial el pasado 28 de junio, fue diseñada por un grupo de 70 arquitectos encabezados por Mario Pani y Enrique del Moral.

El campus está asentado sobre la lava petrificada del volcán Xitle, que hizo erupción hace 2.400 años.

El Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco emitió la decisión durante sus sesiones que se realizan en Nueva Zelanda, con lo que se incluyó el llamado "antiguo casco" de CU. En el campus central se encuentran la Torre de Rectoría, la Biblioteca Central, las llamadas "islas", las facultades de Filosofía y Letras, Derecho, Medicina, Odontología, Economía, Arquitectura y la Torre II de Humanidades, así como jardines, entre otras construcciones.

Como límites de esta área se tienen: hacia el poniente, el Estadio Olímpico Universitario; al sur, las canchas de frontón y la zona deportiva; al oriente, la Facultad de Medicina, y al norte, los edificios de las facultades de Filosofía y Letras, Derecho, Economía y Odontología.

Al recorrer esta zona se puede contemplar la obra representativa del muralismo mexicano, tanto en la Biblioteca Central, cuyos murales fueron creados por Juan O'Gorman; los de la Torre de Rectoría, que son de David Alfaro Siqueiros -una de esas obras fue dañada durante la huelga universitaria de 1999-2000-; los del estadio, realizados por Diego Rivera, además de obras de otros muralistas como Benito Messeguer, Mario Omar Falcón, José Chávez Morado, Francisco Eppens Helguera, Federico Silva, Mathías Goeritz y Guillermo Ceniceros.

Recientemente la institución ha sumado un conjunto de reconocimientos internacionales, como estar entre las 100 mejores universidades a escala mundial, en el sitio 74, y ser la primera de Iberoamérica, "demostrando así su liderazgo educativo, científico y cultural". Es la más grande del país, con una matrícula de 290 mil alumnos y una planta académica que alcanza 33 mil 500 profesores e investigadores, además de que 50 por ciento de la investigación que se realiza en el país se genera en su seno. Promueve, además de la investigación, la ciencia, la tecnología, la cultura, la academia y el deporte.

El 18 de julio de 2005, Ciudad Universitaria fue declarada Monumento Artístico de la Nación y con este reconocimiento consigue la máxima categoría a escala mundial, después de casi cinco años de gestiones realizadas por la universidad, tanto en el ámbito nacional como en el internacional. La categoría de Patrimonio Cultural de la Humanidad se le otorgó a CU al demostrar "de manera sobresaliente" la consolidación de la arquitectura moderna en América Latina, con acentos locales, además, de que se ejemplificó el desarrollo de la ingeniería aplicada a la construcción, así como la "extraordinaria" planificación urbana, con base en el paradigma del urbanismo y el funcionalismo modernos con reminiscencias de la arquitectura prehispánica.

Este lugar ha sido escenario de varios movimientos estudiantiles trascendentales para la vida del país, como los de 1968, 1971 y 1986-1987 (en la que este interlocutor participó, siendo rector Jorge Carpizo McGregor y en la que se vio "boletinado" por varios años, gracias a las intervenciones de las entonces autoridades y amenazado con jamás obtener méritos académicos, titulación y demás beneficios a los que tengo derecho. Para mi fortuna, eso quedó en el pasado), y de la última huelga estudiantil de 1999-2000, lo que significó el paro de actividades más largo en la UNAM, así como de innumerables actos políticos y sociales.

Esta zona de Ciudad Universitaria es de los pocos espacios arquitectónicos modernos a los que se ha otorgado dicho reconocimiento. Hace pocos años que la Unesco incluyó el patrimonio moderno entre sus reconocimientos, entendiendo por éste a aquellos elementos materiales e inmateriales creados en épocas recientes.

El campus de la UNAM se convierte así en el octavo sitio moderno en obtener dicho nombramiento internacional, pues en la anterior lista se encontraban la ciudad de Brasilia, Brasil; la Bauhaus, de Alemania; la casa Schröeder, de Holanda; la Ciudad Universitaria de Caracas, Venezuela; la Casa Tugendhat, en Brno, República Checa; la Ciudad Blanca, en Tel-Aviv, Israel, y la Casa Estudio Luis Barragán, de Tacubaya, México.

Dicho conjunto ilustra una etapa significativa de la historia de México al fundirse ahí el humanismo, las artes, la tecnología y la arquitectura en un momento clave de la historia de la cultura universal: la mitad del siglo XX.

La Unesco inició esta serie de reconocimientos en 1978, y hasta antes de su más reciente sesión contaba con un total de 830 bienes (hasta mayo de 2007), divididos en tres grupos: 644 culturales, 162 naturales y 24 mixtos. Únicamente ocho de todos los anteriores corresponden a bienes patrimoniales de la modernidad del siglo XX.

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), la Dirección de Patrimonio Mundial, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la Secretaría de Educación Pública (SEP), la Comisión Mexicana de Cooperación con la Unesco y el Comité Internacional de Sitios y Monumentos fueron algunas de las instancias que se sumaron al apoyo a la candidatura del campus universitario, hasta llegar a obtener el apoyo del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, con sede en París, Francia.

La grandeza de la UNAM destaca al recordar que los mexicanos galardonados con el Premio Nobel proceden de esta universidad: Octavio Paz (Literatura), Alfonso García Robles (Paz) y Mario J. Molina (Química); todos los connacionales que han obtenido el Premio Príncipe de Asturias son egresados de esta institución: José López Portillo, Emilio Rosenblueth, Pablo Rudomín Zevnovaty, Marcos Moshinsky, Francisco Bolívar Zapata, Ricardo Miledi, Juan Rulfo y Carlos Fuentes; además de que todos los mexicanos distinguidos con el Premio Cervantes -considerado el más importante de la lengua castellana- son universitarios: Octavio Paz, Carlos Fuentes y Sergio Pitol.

Además de CU, dos sitios naturales y 13 culturales fueron integrados a dicha categoría, durante la sesión; entre éstos está el Fuerte Rojo, de la India, y el Centro Histórico, de Burdeos, en Francia.

Para todos los que somos universitarios, egresados o en proceso de la UNAM, para todos los que somos Pumas de corazón, para todos los que vivimos a diario con la consigna del maestro José Vasconcelos de "Por mi raza hablará el espíritu", sirva esta columna para recordarnos que esta noticia nos motiva a ser mejores seres humanos y para sentirnos orgullosos de nuestra mexicanidad. ¡Goya, Goya! Cachún, Cachún ra, ra. ¡Goya, Universidad!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

erik -

chido
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres