Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Las razones del diablo

Las razones del diablo

 

El túnel

Por: Dionicio Munguía J.

 

Hace poco se cumplieron años de la aparición de una de las novelas más importantes de la literatura latinoamericana. Junto a obras de gran importancia, El túnel de Ernesto Sabato fue parte del movimiento de mayor relevancia que se pergeñó por este lado del planeta. El llamado boom latinoamericano tuvo entre sus integrantes a Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa, Mario Benedetti, Juan Rulfo, Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez, Juan Carlos Onetti, Augusto Roa Bastos, Ciro Alegría, Roberto Arlt, Bryce Echenique y algunos más que se van de mi memoria.

Pero la obra de Sabato representó, al menos de manera personal, el ingreso a una literatura diferente, interior, donde los conceptos eran más importantes que lo que se narraba. Hace muchos años que la leí y constantemente vuelvo a ella para continuar con Sobre héroes y tumbas y Abbadon el exterminador, donde aparece incluso el propio Sabato como personaje de sus novelas. La oscuridad de Sabato tuvo consecuencias en mi forma de ver la literatura. Por momentos escribí muy semejante, buscando el interior de los personajes, adentrándome a los sentimientos y conflictos más allá de la narración simple que por aquellos años imperaba.

El túnel

fue impactante; por ratos era frustrante el deseo de ser parte de la novela y encontrar el camino que llevaba a ese túnel donde todo es parte de un universo paralelo, donde la realidad se incrusta a fuerza, pero de manera sutil. Incluso el cuadro que aparece como un objeto necesario, donde se mira a la mujer embarazada, por una pequeña ventana, en una playa solitaria y se transforma en un elemento más. Su concepto atrapa la soledad de los personajes, la dibuja, la recrea para quienes iniciábamos en una lectura profunda y poco entendible. Sabato complementó esta teoría con la novela Sobre héroes y tumbas, donde lleva a los personajes a un inframundo cruel, por momentos ecléctico, pero donde se inscribe la humanidad de su entorno. Cada personaje aparecido en El túnel toma características individuales pero con intenciones colectivas.

Ernesto Sabato es un escritor comprometido, no sólo políticamente, sino literariamente. Compromiso que llevó a enfrentarse a la opinión pública de su tiempo y declarar de manera temeraria su adhesión a las Madres de la Plaza de Mayo, publicar un informe de los desaparecidos y tener presencia constante en este tipo de manifestaciones. En la literatura mantuvo su compromiso de decir lo que siempre quiso decir, de no dejar de lado la estética literaria y ser autor de tres excelentes novelas. Algunos cuentos suyos aparecieron en revistas y suplementos, pero nunca como un tomo único. Quizá eso es lo que nos queda a deber, una novela más.

Por cierto, y eso es lo que no me gusta, Sydney Pollack acaba de morir. Un cineasta ganador del Oscar. Un buen director. Ni modo. Así es la vida.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres