Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Viven en amarillo las sensaciones del arte

Viven en amarillo las sensaciones del arte

Exploran las posibilidades del color en el Ex Convento del Desierto de los leones

Silvia Márquez / México, DF

En el teatro se dice que el amarillo es de mala suerte porque Molière murió representando su obra El enfermo imaginario vestido de ese color. Ese color ha sido relacionado con la prensa sensacionalista, la monarquía china y la economía mundial.

La anatomía ocular permite percibir al amarillo como complemento del violeta y su rango se encuentra entre 565 y 590 nanómetros, pero en el sentir del color sobre las emociones, las definiciones más abstractas se rompen para dar paso a la apropiación personal.

Hace unos días se inauguró la exposición "Amarillo, el color de las emociones" en la Galería la Biblioteca del Ex-Convento del Desierto de los Leones en la Delegación Cuajimalpa de la Ciudad de México.

Considerada como una muestra temática, ésta integra una serie que se complementa con "Azul" y a la que le seguirá "Rojo".

Más allá de las comparaciones con la t

 

rilogía fílmica “Tres colores” de Krzysztof Kieślowski, esta serie de muestras plásticas intenta ahondar en las posibilidades pictóricas, lumínicas y creativas de las paletas monocromáticas.

Organizada por artistas de la Fundación Summa de Talentos AC, "Amarillo, el color de las emociones" es un interesante recorrido por distintos idiomas plásticos. Si bien el eje rector de las obras es la tonalidad antes mencionada, en cada una de las obras se explotan las posibilidades que ejercen las pinceladas inmersas en la temática propia de cada autor.

De esa manera cada obra refleja las características propias de un momento, que si bien se conjuga para un fin "incluso lúdico", como dirían los organizadores, habla de las distintas vertientes que tiene la plástica mexicana contemporánea.

Sobre los muros del edificio conventual bien se puede delinear la espalda expresionista de una mujer o los espacios oníricos que caben en la mente de quienes se atreven a ver más allá. Personajes conocidos, miradas perdidas en el horizonte, reminiscencias de grandes maestros como Jackson Pollock, e incluso figuras propietarias de juegos de luces y sombras, son algunos de los trazos que conforman las obras.

Los lienzos realizados ex profeso en óleo, acrílico, acuarela, técnicas mixtas, texturas y collage a partir de dos formatos únicos sobre lienzos 60 x 60 y 80 x 60 cm.

Así mismo se dan cita estilos basados en formas expresivas diversas, como son el realismo mágico, la figuración, expresionismo abstracto, abstracto y surrealismo, donde predomina el color amarillo en todos sus diversos matices en un 70 por ciento de la superficie.

Los artistas participantes son Adriano Silva Castaneda, Adriano Silva Pantoja, Alejandro Quijano, Armando Cerón, Dina Eugenia, Gilda Solís, Graciela González, Isaac Holoschutz, Javier Padilla, Jesús Saldivar, Jorge Astuesca, Julio Belmont, Liliant Alanís, Lourdes Arretxea, Mario Muñoz, Masha Vinogradova, Paul Achar, Ricardo Sánchez Madrid, Rosa Galindo, Saúl Rodríguez, Yolanda Hernández y Yolanda Quijano.

La exposición estará abierta las próximas tres semanas. La entrada es libre. Los planes para esta muestra son la itinerancia hasta llegar al Museo de Azcapotzalco y el Museo de la Ciudad de Mèxico. En los próximos meses se espera que se realice una exposición conjunta con las obras de los tres colores primarios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres