Blogia
IMPULSO Estado de México || Sección Cultural

Escaramuza

Escaramuza

De Belén al Zoca York. Una Historia de Navidad

Por: Polo Castellanos

Jesús, después de varias horas de espera consiguió sus patines y a darle al Croos Foot, al Back Spin y al Slalom en la pista de hielo del Zócalo de la Ciudad de México. El niño Jesús, hecho todo un maestro. María y José, sus padres, lo miran orgullosos desde las tribunas. Jesús, apenas sabe leer y escribir porque lo corrieron de la primaria a pedradas por andar predicando la paz. Nunca a entrado a ver los murales de Palacio Nacional que están enfrente, ni a un museo. La policía lo corrió del semáforo del Gobierno Central por andar vendiendo chicles. Sus padres no lo dejan ir a misa sólo, porque su seguridad corre peligro, un tal Heródes lo anda buscando. Anda con una palomilla de doce escuincles, la Policía Federal Preventiva ya los tiene en la mira por "revoltosos" les dicen los Apóstoles.

El 24 de diciembre por la noche nació el niño Jesús, el mesías, el guía y líder espiritual. En la pobreza absoluta y después en la persecusión, se forjarían los grandes valores morales y éticos de un luchador social y un guía espiritual, de un revolucionario. Sin embargo, hoy resulta difícil hablar de tales valores. Los capitalistas los utilizan para su lucro personal y la Iglesia para manipular a sus fieles a su antojo con su doble moral de fe y humildad. Aquí se nos ha vendido que ser pobre, sufrir, vivir en la injusticia y ser perseguido es una dicha porque de ellos es el reino de los cielos. Que manera más cobarde de justificar las atrocidades que se cometen en contra de un pueblo.

La realidad es que el destino del hombre Jesús es el mismo destino que en la actualidad sufren los luchadores sociales que comprometidos con sus pueblos son perseguidos, encarcelados, torturados, enjuiciados, asesinados y desaparecidos por el Estado moderno, burda copia del Estado Romano. La igualdad, la dignidad, la justicia, la dicha, la armonía, el amor… Estarán siempre en peligro mientras estos remedos de romanos sigan en el poder. Y todos, desde Heródes hasta Judas tienen un puesto en los gobiernos, unos por cobardes otros por traidores, pero todos tienen su papel en esta pastorela interminable.

El Herodes contemporáneo que protege pedófilos y esta en peligro su "fama", hasta para decir misa convoca a la intolerancia y arroja las primeras piedras: "¡prostitutos y prostitutas!". Pilatos se sigue desentendiendo de la masacre de Acteal. Judas culpa a los zapatistas de la derrota electoral de sus progresistas y traidores. Y la cultura se reduce al espectáculo público de garambainas folklóricas y la crucifixión del arte, ahora en una cruz gamada, bajo el auspicio y la venia de burócratas gamberros. Mientras los Jesús, como entonces, a salto de mata.

Fechas ideales para las puñaladas por la espalda. Vísperas de vacaciones o vacaciones, los congresos trabajan hasta altas horas de la noche (lo que no hicieron en todo el año) para meterle sus madruguetes al pueblo. Sendos puñalotes una y otra vez, mientras la raza se encuentra en Playa Caleta dilapidando sus aguinaldos. Y mientras corren los cocos adornados con bugambilias de todos colores, otra alza en productos básicos, unos centavitos al majestuoso salario mínimo y otra mentada de madre a la dignidad.

Y todavía le quedan días a este año y con el curriculum que tiene nuestro país podemos esperar cualquier cosa. Desde un levantamiento armado, otra masacre, otro aumento de precios, otra huelga u otro madruguete legislativo. Por lo pronto, no nos preocupemos. Sigámonos ahogando en las playas o para los que no tuvieron ni un peso para salir, no hay problema. El Gobierno de la Ciudad de México, nos hizo el favor de ponernos una pequeña pista de varios millones de pesos al estilo Nueva York, en donde podemos ir a rompernos la cabeza patinando en hielo y "porque la gente así lo pidió" también toboganes y nieve de "a devis" para hacer santacloses. Así nos la gastamos los capitalinos y el país entero en las Fiestas de la Natividad, a volar las posadas, las historias, los cuentos, las leyendas, las letanías, las maravillosas piñatas que poca ya es la gente que las hace con sus manos, en esos cantarotes de barro que les cabe un universo de frutas y dulces. Ahora, ni hablar, estilo ZocaYork, la chilangada a patinar con los recursos que deberían estar en otras prioridades, porque hay otras prioridades, no precisamente jugarle al gringo populista.

Al niño Jesús se le terminó el turno en la pista hielo, entregó sus patines, pero se volvió a formar. ¡Feliz Navidad y un digno y próspero Año Nuevo! ¡Paz a todas las mujeres, niños y hombres y a todos los pueblos de México y el mundo! ¡Paz para la Madre Tierra!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres